Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de voluntarios y militantes preparan la campaña para las elecciones del próximo 12 de diciembre en Rusia

Voluntarios y militantes de los bloques y partidos políticos rusos en campana por las elecciones parlamentarias del 12 de diciembre se lanzaron a las calles nevadas y a los pasadizos del metro de Moscú, este fin de semana, en una acción contrarreloj para recoger las firmas requeridas en apoyo de sus candidatos.La Asamblea Federal, el nuevo Parlamento, cuyas competencias están siendo rematadas aún en los talleres del Kremlin, constará de dos Cámaras, la Duma Estatal y el Consejo Federal, con 450 y 178 escaños, respectivamente. De acuerdo con un sistema electoral mixto, los diputados del Consejo Federal (Senado) se elegirán por el sistema mayoritario, y los de la Duma, a partes iguales de 225, por un distrito proporcional federal y por distritos locales de sistema mayoritario.

Hasta ayer, un total de 27 bloques y partidos habían presentado listas federales de candidatos. Sin embargo, es previsible que parte de estas listas queden eliminadas por la dificultad de reunir las 100.000 firmas requeridas para confirmarlas. Los candidatos por sistema mayoritario no respaldados por una lista federal se ven también en dificultades para recoger las firmas del 1% de su electorado necesarias para confirmar su candidatura. El plazo de recogida de firmas concluye el 6 de noviembre.

La Opción de Rusia, el bloque propresidencial liderado por el viceprimer ministro Yegor Gaidar, que tiene la mayor densidad de ministros en sus filas, encabeza las encuestas, que le dan hasta un 41% de los votos. En el espectro liberal que domina la Opción de Rusia se mueven el Partido de la Unidad y la Concordia Rusa, que dirige el viceprimer ministro Serguéi Shajrai; el Movimiento Ruso de las Re-formas Democráticas, con el alcaldes de San Petersburgo, Anatoli Sobchak, y el ex regidor de Moscú, Gavril Popov, y el bloque formado por el economista Grigori Yavlinski y el embajador en EE UU, VIadímir Lukin.

Si se confirman los porcentajes escasos augurados a los denominados centristas la oposición más seria a los liberales reformistas viene de entidades como el Partido Agrario, de ideas colectivistas y con posibilidades en las zonas rurales, y del Partido Comunista de Rusia.

Los teleespectadores rusos dieron un 45% de sus votos a Yegor Gaidar, un 36% al líder comunista, Guennadi, Ziugánov, y un 10% al nacionalista de ultra-derecha VIadímir Zhirinovski en una encuesta la semana pasada. Pese a que la encuesta era poco representativa, la posibilidad de que comunistas y nacionalistas juntos aventajen a los liberales ha preocupado a los sectores propresidenciales, que unen la ventaja de poder utilizar el aparato estatal a su experiencia en la preparación de campañas electorales en 1990, 1991, y la del referéndum de abril de 1993.

Al margen de un núcleo de 13 ministros que han declarado su intención de no concurrir a los comicios, los miembros del Gabinete y el entorno inmediato del presidente se han dispersado en cinco listas electorales, por lo menos, y no todos dentro del es-pectro reformista liberal, como indica el caso de Alexandr Saveriuja, el viceprimer ministro responsable de Agricultura, que concurre en el Partido Agrario, en las antípodas del reciente decreto que liberaliza la compraventa de la tierra.

Para potenciar una imagen de honestidad, Serguéi Shajrai ha suspendido sus actividades como viceprimer ministro durante la campana y, en un inusitado gesto para Rusia, ha publicado su declaración de ingresos: tiene un sueldo medio de algo más de 13.500 pesetas al mes, no posee propiedades ni cuentas en el extranjero, comparte un coche con sus suegros y nunca tuvo un ordenador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de noviembre de 1993