Entrevista:

"La autonomía es una clara traicion"

Ramis Drekovic, Comandante en jefe del V Cuerpo de la Armija (Ejército bosnio) del enclave de Bihac

El general Ramis Drekovic, 37 años, tiene manos de pianista, pero usa pistola. Es el comandante en jefe del V Cuerpo de la Armija (Ejército bosnio) del enclave de Bihac, fiel a Sarajevo. Tiene la mesa repleta de teléfonos, y enfrente, mirándole a los ojos, un gran retrato de Alia Izetbegovic que despeja cualquier duda sobre sus lealtades. Drekovic acusa a Fikret Abdic de violar la Constitución bosnia, poner en peligro el futuro del país y constituirse en un dictador. De recibir las órdenes de Sarajevo, Drekovic asegura que no dudaría un instante en tomar Velika Kladusa, la plaza fuerte de Abdic y centro principal de la revuelta. "Soy un soldado", dice como excusa. Vive y trabaja en la localidad de Bihac, al sur del enclave, protegido por la oscuridad.

Más información

Pregunta. ¿Qué va a hacer si falla el diálogo y Abdic persiste en su actitud?

Respuesta. Haré lo que me ordene el general Rasim Delic, mi jefe directo. Abdic debe entender que ha violado la Constitución, las leyes de Bosnia-Herzegovina. Lo que ha hecho es un acto secesionista. Es una clara traición. Si en el futuro Sarajevo organiza un referéndum y el pueblo de Bihac se pronuncia a favor de la autonomía, diré: de acuerdo. Nada que objetar, y me cuadraré ante esa decisión democrática; aceptándola sin rechistar.

P. ¿Tomaría por las armas Velika Kladusa, a pesar de las bajas que se podrían producir?

R. Si me lo ordenan, sí. Soy un soldado. Obedezco. No sería muy complicado desde el punto de vista militar. Si hubiésemos querido ya habríamos entrado allí. Dispongo de 25.000 hombres y Abdic no más de 500 mal armados. Además, cada día sufre deserciones. Son soldados que entienden que la razón, la legalidad, está aquí, de nuestro lado. Es necesario que Abdic entienda que no puede conducir el enclave como si fuera una finca de Agrokomerc.

P. Pero Agrokomerc es la economía del enclave de Bihac y Abdic utiliza esa arma.

R. Agrokomerc es de Bihac. Pero no de Abdic. Pertenece al pueblo.

P. ¿Sus soldados le seguirían si les ordena atacar donde tienen amigos y familiares?

R. Totalmente. Son soldados, como yo, acostumbrados a luchar y a obedecer.

P. ¿Cree que Abdic ha sido empujado para proclamar la autonomía?

R. De política no opino.

P. ¿Qué pretende Abdic con su envite?

R. Tiene el respaldo de Zagreb y Belgrado. Si triunfa su autonomía mañana habrá otro intento separatista en Tuzla, Zepa, Srebrenica o Zenica. Y ya no quedará país por el que luchar.

P. ¿Cree que el batallón francés de Unprofor [fuerzas de Naciones Unidas] desplegado en Bihac favorece a Abdic, ayudándole a introducir alimentos desde el exterior?

R. He pedido al general Jean Cot [comandante en jefe de Unprofor] que sean lo más neutrales y respetuosos posible con el legítimo Gobierno de Bosnia-Herzegovina. Me ha garantizado que no habrá más problemas.

P. Tras el rechazo de hecho del plan de paz por parte del Parlamento bosnio, ¿tiene capacidad la Armija para tomar por las armas ese 20% de territorio que dista entre el 11 % que controlan y el 31% que les ofrecían?

R. La Armija no toma territorios; los libera. El asunto no es si tenemos capacidad, sino si podemos firmar una paz que favorece al agresor. ¿Qué hacemos con los muertos, los exiliados, los desplazados, las mujeres y los niños violados? ¿Quieren que los olvidemos? Eso es imposible. Va contra la misma conciencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 17 de octubre de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50