Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL: FASE DE CLASIFICACIÓN PARA EL MUNDIAL 94

'Los Leones Rojos', el himno no escuchado

Unos 70 años contemplan un himno que los letristas Ramos de Castro y González Tablas y el músico Fernando Gravina dedicaron a la selección española y cuya fecha exacta de registro no consta en la Sociedad General de Autores.¿Qué beneficios reportó a sus creadores? Tan sólo, quizá, la satisfacción personal. ¿Por qué9 Porque ni Jacinto Quincoces, uno de los ases de la época, recuerda haberlo escuchado. "Ni idea. En los partidos se tocaba el nacional o, cuando la República, el de Riego. ¿En las comidas oficiales? Valencia, sí, pero no esa pieza", explica.

A sus 88 años, Quincoces matiza, sin embargo, que tras los Juegos Olímpicos de Amberes 20 "se sustituyó el escudo de la camiseta por un leoncito", un detalle relacionado con una letra gloriosa, al gusto del momento, que deja en fuera de juego a Pedro Escartín, ex árbitro y columnista deportivo a sus 91, aunque sonarle le suena y que dice así:

"Rojos leones ardientes de legendaria fiereza, / los de jugadas valientes, / los de franca entereza: / aunque a vuestro paso ladre la impotencia del felón, España, como una madre, / os besa en el corazón / y, cuando os tiende los ojos, / lanza este grito triunfal: / viva mis leones rojos / del equipo nacional. / Leones españoles, vibrantes como acero templado por las aguas del Tajo, del Nervión, a fuerza de entusiasmo, se impone al mundo entero / la indómita bravura / de vuestro corazón. / Seguid siempre adelante, / que España os acompaña. / No tuerzan vuestro rumbo / la farsa ni el baldón. / Tan limpio es vuestro juego / como el blasón de España. / Leones españoles, avanti y al balón".

La partitura se la encontró Gerardo González "cuando revisaba papeles" para el libro del 751 aniversario (1913-1988) de la Federación. El entonces jefe de Prensa y ahora secretario general la incluyó en él, aunque nadie sabía nada.

Este periódico ha tratado en vano de ponerse en contacto con los herederos de los autores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de octubre de 1993