Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba afirma que la solidaridad interregional no está en discusión

El ministro de la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó ayer que la solidaridad interregional no está en discusión en la negociación sobre la cesión por el Estado a las autonomías del 15% del IRPF. Rubalcaba hizo esta declaración en una conferencia de prensa al término del Consejo de Ministros de ayer, que estuvo dedicado, según indicó, a estudiar los Presupuestos del Estado para 1994, y que también fue informado sobre la marcha de las conversaciones sobre el pacto social.

Rubalcaba hizo hincapié en que "la propuesta del Gobierno está pensada para que ninguna (autonomía) resulte beneficiada ni perjudicada". "Este es el núcleo esencial", recalcó. "No implica una discusión sobre dinero; no se habla de cantidades; no se discute sobre solidaridad interregional. El Gobierno no quiere discutir sobre esa materia".

El Ejecutivo, prosiguió el ministro, sí está empeñado, en cambio, en hablar de corresponsabilidad fiscal. Al final del proceso negociador habrá "comunidades autónomas más responsables fiscalmente" o corresponsables con la Administración del Estado.

El ministro insistió también en que la fórmula de cesión "está diseñada para todas" las comunidades autónomas. Actualmente, sin embargo, el presupuesto de las competencias transferidas que gestionan algunas de ellas es inferior a lo que recibirían si se les cediese el 15% del IRPF. Deberán, por tanto, esperar a gozar de competencias por lo menos equivalentes a ese 15% para beneficiarse de esa cesión.

El foro adecuado

Para el Gobierno, el único foro adecuado para discutir de la cesión es el Consejo de Política Fiscal y Financiera, recalcó ayer Rubalcaba. El ministro fue más explícito en su contestación a la oposición, cuyas críticas están a veces "dictadas por la oportunidad política". Recordó Rubalcaba, refiriéndose a algunas formaciones de la oposición, que algunos partidos habían incluido en sus programas electorales la corresponsabilidad fiscal de las autonomías y se preguntó si ahora se querían olvidar de ese dato. El líder del PP, José María Aznar, criticó en Budapest el momento elegido, en plena recesión económica, para efectuar la cesión fiscal, a lo que el ministro contestó: "No veo la relación con la situación económica; no se va a hablar de nada que implique un mayor coste".El Gobierno hace, según Rubalcaba, una "valoración positiva" de la voluntad de diálogo manifestada por los sindicatos, el jueves, cuando les fueron presentadas las medidas "rigurosas" a negociar en el marco del pacto social para mejorar la competitividad. Las centrales calificaron, sin embargo, de "inaceptables" las propuestas gubernamentales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de septiembre de 1993