Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Frustrado un espectacular plan mafioso en Madrid para liberar a 'narcos' con un helicóptero

La policía frustró ayer en Madrid un espectacular plan de fuga supuestamente organizado por la mafia marsellesa. El plan consistía, según las primeras investigaciones, en lanzar una granada desde un helicóptero sobre la prisión de Alcalá-Meco y, aprovechando la confusión, sacar del patio de la cárcel al menos a dos narcotraficantes franceses. La operación se frustró cuando, a primera hora de la mañana, la policía detuvo en el aeropuerto de Cuatro Vientos (Madrid) a un argelino que vive en Marsella. El detenido llevaba una pistola y una granada.

La policía ya había sido alertada días antes, debido a que un sospechoso -probablemente el detenido ayer- ya había alquilado fechas atrás un helicóptero en Cuatro Vientos y, cuando sobrevolaba los alrededores de Madrid, pidió al piloto que se acercara a la prisión de Alcalá-Meco, pero el piloto se negó entonces a realizar la operación.El argelino acudió ayer a Cuatro Vientos, donde le esperaban el piloto y el helicóptero previamente contratados en el aeropuerto de Barajas, donde ya se detectó el uso de documentación falsa. Las fuerzas de seguridad se hallaban alerta desde la víspera.

Asimismo, todas las cárceles de España fueron puestas en situación de alerta ante la sospecha de que efectivamente se estuviera tramando un plan de fuga. Todos los Presos peligrosos, incluidos los miembros de ETA, fueron puestos bajo especial vigilancia en todos los centros penitenciarios.

En el momento de su, detención, el argelino -con pasaporte falso francés, aunque probablemente tiene nacionalidad francesa- portaba la pistola y la granada, además de unas 14.000 pesetas.

Tras las primeras investigaciones, se supo que también formaba parte de la trama una mujer, a la que el detenido sólo identificó como Verónica, y que anoche era aún buscada por la policía. El detenido era interrogado ayer tarde en la sede de la brigada madrileña de información.

Las iniciales sospechas se centraron en que el detenido pretendía la fuga de internos de la prisión de Alcalá-Meco, a unos 30 kilómetros de Madrid. Sin embargo, el hecho de que ayer tuviera que comparecer ante la Audiencia Nacional un ciudadano británico preso por asuntos de droga, hizo también sospechar que el plan de fuga podría tener como escenario previsto tanto la propia sede judicial como la ruta entre dicho edificio y la prisión.

 

'Narcos' franceses

 

Pero la hipótesis central era que se pretendía liberar a presos de Alcalá. En concreto, los investigadores ponían el punto de mira en los franceses Dominique Erick Place, René Georges Ferret, Ahmed Otmane y Joseph Rodríguez. Dos de estos reclusos están conceptuados como de especial peligrosidad, y los otros son preventivos.

Dado que el helicóptero que se pretendía alquilar en Cuatro Vientos sólo disponía de cuatro plazas, se presume que los presos que debían evadirse eran solamente dos, ya que los restantes asientos estarían ocupados por el piloto y el ahora detenido. El plan consistiría en obligar al piloto a posar la aeronave en el patio de la prisión, lanzar la granada y, aprovechando la confusión, lograr la fuga de dos presos.

Posteriormente, el helicóptero aterrizaría en algún descampado próximo, donde un coche conducido por la mujer recogería a los fugados y al argelino.

La policía, de no haber hallado elementos para la detención del francés cuando se presentó en Cuatro Vientos para subir a la aeronave, tenía ayer alertada a su unidad de helicópteros para realizar un seguimiento del aparato alquilado y frustrar un eventual intento de fuga.

Los cuatro internos sospechosos de estar involucrados en esta tentativa de evasión fueron detenidos hace meses como presuntos integrantes de una red de narcotráfico tras una operación dirigida desde la Audiencia Nacional. Ayer por la mañana fueron trasladados urgentemente a cuatro diferentes prisiones españolas, donde permanecerán bajo especial vigilancia al menos hasta que se resuelvan las investigaciones sobre el organizado plan de fuga.

 

Planes frustrados

 

No es la primera vez que ciudadanos franceses intervenienen en un plan de fuga de presos de estas características. El 13 de mayo de 1991 la policía impidió una evasión cuando un helicóptero llegó a situarse sobre el patio del la prisión de Ocaña 1. Tras ser reducido por un funcionario el preso francés que debía ser liberado, Joel Vervliet, la aeronave se dirigió al cerro de los Ángeles, donde aterrizó. La policía no pudo capturar entonces a la mujer que alquiló el helicóptero -Josefine Assise- y que a punta e pistola obligó al piloto a realizar tal operación.

En dos ocasiones, la organización terrorista ETA ha visto desbaratados sus planes de fuga con helicóptero de significados presos, como José Ignacio de Juana Chaos. Precisamente el seguimiento por la Guardia Civil del comando Askatu, que intentaba una evasión por vía aérea, facilitó la localización del dirigente de ETA José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, hecho que desencadenó la captura de toda la cúpula de la banda terrorista el 29 de marzo de 1992.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de septiembre de 1993

Más información

  • Un argelino que vive en Marsella fue detenido ayer en Cuatro Vientos con una granada