Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La campaña por la democracia paraliza la capital de Nigeria

Lagos, capital de Nigeria, habitualmente inundada por un tráfico caótico desde primera hora de la mañana, amaneció ayer desierta: era el primer día de la campaña de desobediencia civil declarada por los grupos de oposición al régimen del general Ibrahim Babangida, que el pasado junio anuló el proceso electoral en el que se había embarcado el país.Las tiendas y oficinas de la capital estaban cerradas. Los autobuses circulaban prácticamente vacíos. Unidades del Ejército nigeriano, armadas con fusiles de asalto, tomaron los puntos estratégicos de la ciudad. La tensión era espesa: el pasado mes de julio, las protestas populares por la interrupción de la transición a la democracia terminaron con una treintena de muertos.

La mayoría de los seis millones de habitantes de Lagos se quedó en casa, a pesar de los ruegos de los responsables policiales para que no hicieran caso de las consignas lanzadas por las organizaciones de oposición que, reunidas bajo la Campaña por la democracia, han pedido a la población que participe en movilizaciones durante tres días a partir de hoy. Los opositores pretenden así forzar a los militares a abandonar el poder y traspasarlo a un régimen civil.

Además de en la capital, la convocatoria ha tenido un gran seguimiento en la zona suroeste del país, lugar de origen del multimillonario Moshood Abiola, líder del Partido Socialdemócrata (PSD), que iba en cabeza en las elecciones de julio. En las regiones del Norte, en cambio, partidarias de Babangida, que se hizo con el poder tras un golpe de Estado en 1985, el seguimiento ha sido menor. Babangida ha anunciado que el 27 de agosto creará un Gobierno transitorio encabezado por un civil, que organizará nuevas elecciones en 1994. Esto es considerado por los opositores como una maniobra para prolongar el régimen militar.

El ex presidente nigeriano Yacubu Gowon expresó su temor de que las jornadas de protesta acaben en otro baño de sangre. En previsión de lo que pueda suceder Estados Unidos ha suspendido temporalmente los vuelos con Lagos "por seguridad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de agosto de 1993

Más información

  • Exito de los grupos de oposición a Babanguida que apelan a la desobediencia civil