Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Izetbegovic amenaza con abandonar el diálogo si siguen los ataques serbios

El líder musulmán de Bosnia Herzegovina, Alia Izetbegovic, amenazó ayer a sus homólogos serbio y croata, Radovan Karadzic y Mate Boban, respectivamente, con "considerar su retirada" de la conferencia de Ginebra si prosigue "la acción ofensiva" de las fuerzas serbias contra posiciones musulmanas. No obstante, luego confirmó que hoy se sentaría de nuevo a la mesa del diálogo. Por su parte, los mediadores internacionales, David Owen y Thorvald Stoltenberg, insistían en garantizar a los musulmanes el 30% de Bosnia.

Izetbegovic contrarrestaba así el optimismo de Karadzic y Boban, que anunciaron importantes progresos, y según el segundo, "mayor entendimiento en el proceso negociador". Las negociaciones se centraron ayer en la división terrotorial, especialmente en torno a la emblemática ciudad de Sarajevo. A la salida de la reunión, que se prolongó más de cuatro horas y que fue un cara a cara entre los tres líderes sin la presencia de los mediadores internacionales, Karadzic dijo que "por primera vez en la historia, nuestro Ejército va a devolver a los musulmanes un 18% de lo conquistado, lo que consideramos una oferta justa y honesta".Si la concesión anunciada por Karadzic se concretara sobre el mapa, los musulmanes obtendrían el 30% del territorio de la república, en el que podrían incluirse las ciudades de Brcko, Sarajevo y los territorios situados al este de Bosnia Herzegovina, dejando a los serbios aproximadamente el 55%, y el resto para los croatas. El hecho de no haber llegado a un acuerdo sobre este punto, que no deja de ser uno de los más espinosos, echó por tierra el deseo de los mediadores internacionales, que según fuentes diplomáticas próximas a la Conferencia pretendían cerrar las negociaciones ayer mismo.

En concreto, la postura que defendieron ayer los mediadores internacionales, Owen y Stoltenberg, se aproximaba mucho al esquema evocado por Karadzic de asegurar a los musulmanes el 30% de Bosnia.

El portavoz de la Conferencia, John Mills, que subrayó que los participantes "han demostrado su deseo de proseguir las negociaciones", también señaló que en ningún momento Izetbegovic sacó a colación durante las entrevistas con los copresidentes la duda manifestada en una carta dirigida a éstos el pasado sábado sobre el estatuto del Estado de la nueva unión.

Otras fuentes señalaban, sin embargo, que quedaban todavía muchas cuestiones territoriales en el aire, incluido el destino de los asediados enclaves de Gorazde, Srebrenica y Zepa, refugio ahora de miles de musulmanes y áreas protegidas de la ONU.

En conversaciones bilaterales mantenidas el sábado por la noche y también ayer, Owen y Stoltenberg estaban presionando al líder serbio para que concediera a los musulmanes un corredor para esas tres localidades, según fuentes diplomáticas. A pesar de las presiones y de la oferta de negociaciones sobre otros aspectos del mapa, Karadzic se resistía a la petición de los mediadores.

Los serbios conceden 48 horas más de tregua a los croatas en Maslenica

Los independentistas serbios de Krajina han concedido un plazo suplementario de 48 horas para que Croacia retire sus tropas de tres zonas del sur del país, incluyendo el puente de Maslenica, según anunció ayer domingo, la agencia de los serbios de Croacia, Iskra. El primer plazo había expirado en la noche del sábado. Los separatistas serbios bombardearon durante toda la tarde la zona de Maslenica, pero pusieron fin a sus ataques por la noche, según informó en Ginebra el portavoz de la conferencia internacional para la ex Yugoslavia, John Mills.Los croatas debían haber entregado el sábado a las Fuerzas de Protección de la ONU (Unprofor) el puente de Maslenica según un acuerdo alcanzado a mediados de julio.

En Bosnia, mientras, combates con intervención de carros de combates, artillería e infantería en el centro y norte de la república marcaron el tercer día del alto el fuego acordado el viernes por los líderes políticos de las tres partes enfrentadas en la guerra civil.

Un portavoz del Ejército croata comunicó que los primeros proyectiles serbios empezaron a caer a las 16.40 horas en las inmediaciones del puente y del aeropuerto de Zemunik. "Son sólo unas cuantas granadas", dijo. "Todavía no es fuerte". Un testigo habló de 20 proyectiles. Las tropas croatas no respondieron al fuego.

Los serbios reaccionaban así a la violación por Zagreb del acuerdo sobre el puente de Maslenica. En vista del agravamiento de la situación, se proclamó por la tarde la alerta general en Knin, capital de la autoproclamada República Serbia de Krajina.

En Bosnia, Radio Sarajevo indicó que al menos 11 personas murieron y otras 22 resultaron heridas desde que el viernes se pactó el silencio de las armas. Tres de las víctimas mortales cayeron en la noche del sábado al domingo por disparos de francotiradores cuando intentaban escapar del asedio a Sarajevo cruzando a la carrera la pista del aeropuerto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de agosto de 1993

Más información