Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vuelve la oposición frontal

Aznar sigue pasando facturas a Felipe González, y lo hace con cierta fruición. El pasado 6 de junio tuvo muchos más votos que en 1989, pero menos que su adversario, luego que aguante él el chaparrón, parece decir.La confirmación galopante de las negras previsiones económicas que el líder del PP desgranó durante la campaña electoral le permitió ayer volver a un tono suavizado en las últimas semanas, por cortesía o por táctica.

Los populares se propusieron conseguir, nada más formado el nuevo Gobierno, una comparecencia extraordinaria en el Congreso para que hablara de la crisis. Ahora que la han obtenido, Aznar no pierde ocasión para preguntarse cómo es posible que el Ejecutivo no haya acudido al Parlamento antes, para dar explicaciones al país.

La crisis fue su gran argumento. de campaña y lo seguirá siendo, al menos unos meses. Amonestó a los españoles para que no votaran "más de lo mismo" si no querían que González les llevara a la meta de los cuatro millones de parados.

Ahora que cree que está en camino de lograrlo, ya ha adelantado su previsión: lo más interesante vendrá en septiembre, cuando millones de españoles regresen de las vacaciones y se den de bruces con la realidad. Piensa que será su hora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de julio de 1993