Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Polisario y Marruecos inician mañana en El Aaiún una era de diálogo directo

La reunión que representantes del Gobierno de Marruecos y el Frente Polisario celebrarán mañana en El Aaiún bajo los auspicios de la ONU es el primero de una serie de encuentros directos que pretenden desbloquear el referéndum de autodeterminación del Sáhara occidental.

Esta cita en El Aaiún tiene como principal objetivo establecer los criterios de identificación de los saharauis no incluidos en el censo español de 1974, pero que por diferentes motivos reclaman el derecho a votar en el referéndum. Los trabajos del censo del Sáhara occidental, encomendados a la Comisión de Identificación de la ONU, no han podido iniciarse a causa de importantes discrepancias sobre este sector de votantes.A la reunión de El Aaiún acudirá una delegación del Frente Polisario, según declaró ayer Mohamed Abdelaziz, secretario general del movimiento independentista y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática, al diario argelino El Moudjahid.

"Nosotros confiamos en el diálogo directo", recalcó Abdelaziz en las primeras declaraciones que efectúa sobre las conversaciones de El Aaiún. Añadió que trataría de buscar con su interlocutor, Marruecos, una solución intermedia con respecto a los electores. "Estamos dispuestos a discutir en el marco de la objetividad, pero a condición de que no haya más conjuras criminales contra el referéndum que decidirá el futuro del pueblo saharaui", dijo el dirigente polisario. En términos muy similares se expresó ayer Mohamed Salem Ben Abidin, jeque de tribu de los Ait Lahsen, vicepresidente del consejo comunal de El Aaiún, consejero real para asuntos saharauis y miembro de la delegación marroquí que participó en las dos anteriores reuniones infructuosas de Ginebra. La primera se celebró en junio de 1991 y la segunda en noviembre de 1992, pero ambas fracasaron por la negativa de los participantes a establecer un diálogo directo.

"Lo mejor que puede pasar es que se encuentre una solución familiar al conflicto", afirmó el jeque saharaui en una conversación mantenida entre la capital del antiguo Sáhara español y Rabat.

Salem añadió que el anuncio de la reunión, efectuado por el rey Hassan II con ocasión de su 640 aniversario, ha provocado expectativas en todas las provincias del sur.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de julio de 1993