Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Falta de sustancia ósea

San Fermín pasa por ser la Feria del Toro. Del toro íntegro, se entiende. Y para que no haya la menor duda, el equipo veterinario ha incluido entre sus argumentos, a la hora de rechazar cinco toros de Sepúlveda, la lapidaria frase de que algunos eran sospechosos de pitones. El ganado estaba reservado para Ortega Cano, César Rincón y Enrique Ponce el próximo día 12, que forman el cartel estelar de la feria.Todas las corridas, a excepción de la última, del Conde de la Corte, están en los corrales del Gas, a poco más de un kilómetro de la plaza. Los veterinarios han empezado a examinarlas y ya han rechazado, por lo pronto, cinco sepúlvedas. En el acta se dice que por falta de trapío, razón más que suficiente para impedir su lidia, pero se ha añadido una tremenda apostilla: "y además, sospecha de falta de sustancia ósea en tres de ellos".

Como ya están rechazados porque no tienen presencia, el ganadero tampoco puede apelar al reglamento para que los toros se lidien bajo su responsabilidad firmando que las astas no han sido manipuladas. Los veterinarios cumplieron con su deber y no dejaron escapar la ocasión de advertir la posibilidad de que se hubiera podido cometer un fraude. La decisión fue tomada por unanimidad, según indicó Evaristo Ruiz de Mendoza. Los toros rechazados son los números 3, 71, 72, 76 y 78.

La corrida del Conde de la Corte, que falta por llegar a los corrales del Gas, lo hará a partir de esta noche, cuando se quede vacío el que ocupan los toros de Cebada Gago. Estos saldrán a las 23.00 horas hacia el corral de la Cuesta de Santo Domingo, donde comenzará mañana el encierro. El recorrido, de 450 metros, lo salvan los toros a. la carrera, sólo acompañados por los cabestros y los pastores, azuzándoles con las varas. Este encierrillo, que antiguamente estaba abierto también a los mozos, pasa por la Calleja de los Toros, dobla en la plaza de Errotazar, pasa el puente sobre el Arga y sube hacia la Cuesta de Santo Domingo.

Será el último año que los toros hagan este recorrido, pues está previsto iniciar la edificación de viviendas en los solares que ocupan los corrales del Gas. Se pone así fin a un tradicional recorrido por el Camino Viejo de la Rochapea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de julio de 1993