Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los militares anulan las elecciones de Nigeria y frenan el proceso de normalización política

El Gobierno militar del general Ibrahim Babangida anuló ayer las elecciones presidenciales celebradas en Nigeria el pasado día 12 (las primeras desde hace una década), suspendió la Comisión Nacional Electoral (NEC) y abrogó los decretos de transición hacia un Gobierno de civiles para normalizar la situación política del país.El Gobierno militar ha adoptado tan drástica decisión para poner f in a la confusión creada por la actual "avalancha de litigios ante los tribunales" del país en relación con las elecciones y para evitar, que el sistema judicial sea "ridiculizado y politizado", según el texto de la declaración oficial.

El Gobierno hacía así alusión a la confusión creada por una serie de decisiones de diversos tribunales nigerianos: una, exigiendo a la NEC que no organizase las elecciones presidenciales; otra, prohibiendo la publicación de los resultados; una tercera, declarando ilegales los comicios. Ante esta situación, la Comisión anunció la semana pasada la suspensión de las operaciones vinculadas con las elecciones presidenciales.

Parte de esas acciones legales contra la NEC fueron entabladas por la Asociación para una Nigeria Mejor, que milita a favor del mantenimiento del régimen militar actual.

La decisión ha dejado estupefacto a Moshood Abiola, candidato del Partido Socialdemócrata, a quien ya se había proclamado vencedor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de junio de 1993