Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 6 JUNIO

Conde pide un debate para revitalizar la democracia

El presidente de Banesto, Mario Conde, propugnó ayer un debate sobre cómo revitalizar la democracia otorgando mayor protagonismo a los ciudadanos y la sociedad civil. Tres días después de las elecciones, Conde aprovechó su investidura como doctor honoris causa por la Universidad Complutense de Madrid para enviar -en presencia del Rey, que presidió el acto- un mensaje político de revitalización de las instituciones y de cambios en los esquemas de representación. Asistieron a la investidura la mayoría de los grandes banqueros y una importante representación del mundo académico y de los medios de comunicación.

El presidente de Banesto leyó un largo discurso, lleno de contenido político, con un eje común: aumentar la participación de la sociedad civil y de los ciudadanos en la toma de decisiones políticas. "Gracias a que su Majestad el Rey", afirmó, "jugó tan decisivo papel en el gran proceso que permitió a la nación hacerse dueña de su destino, podemos hoy abrirnos a la posibilidad de perfeccionar en el camino de la libertad, y para ello no debemos tener miedo de acudir a España para mejorar España".El discurso de Mario Conde se inició con un análisis del procesó histórico de la caída de los regímenes comunistas del este de Europa y del nuevo papel predominante de las democracias parlamentarias en un marco de economía de mercado. Defendió el liberalismo, con matices, y añadió que "el mercado tampoco es perfecto, y entre progreso técnico y progreso social no existe una relación automática". Defendió la preponderancia del progreso social como "objetivo final" de la democracia.

Sociedad civil

Pasó entonces a exponer sus postulados sobre lo que, a su juicio, debe ser la nueva representación ciudadana en las decisiones políticas, que debería acordarse en un nuevo "código de valores cornpartido". Mario Conde afirmó que "los cauces formales que ofrece el sistema democrático son necesarios pero no suficientes". Añadió que "democracia ya no es sólo emitir un voto cada cuatro años y luego desentenderse de los asuntos públicos, como tampoco puede admitirse que el voto legitima cualquier tipo de actuación de los gobernantes sobre los gobernados".

El banquero añadió que se ha producido un descenso de la valoración de la clase política, que repercute sobre los partidos "como cauce exclusivo para la generación de la clase gobernante". Dijo también que esa situación. crea preocupación de una cierta invasión del poder ejecutivo sobre el legislativo y el judicial, "con una tendencia muy problemática de confusión entre Gobierno y Estado".

Conde pidió un cambio de modelo político que fije el papel que deben jugar los partidos y el Parlamento, así como la sociedad civil y nuevas vías de participación ciudadana. "La clase política", afirmó, "ha atribuido al Estado un papel excesivo que éste. luego no puede cumplir eficientemente y genera insatisfacción. y desconfianza entre los ciudadanos y los políticos

Propuso la puesta en marcha de "fórmulas imaginativas" que defiendan y amplíen el sistema democrático y abran nuevas vías participativas. Explicó que no se trata de cambiar el sistema representativo, "pero sí revitalizarlo", y planteó buscar una nueva vía para llegar a lo que llamó "democracia de ciudadanos".

'Laudatio' y discurso Político

La presentación del nuevo doctor honoris causa corrió a cargo del anterior embajador de Israel en España, ShIomo Ben Ami. La laudatio -así se denomina el discurso de presentación-, hizo honor a su nombre y mostró una imagen del presidente de Banesto como el reflejo de "la nueva España".El ex embajador israelí se deshizo en elogios hacia Mario Conde y destacó su dinamismo como empresario y banquero, su "estrategía coherente e integradora",sus éxitos profesionales y su "compromiso político". Califió a Conde como "un intelectual de la banca que busca el equilibrio ético". El presidente de Banesto leyó un discurso de claro contenido político.

El rector de la Universidad Complutense, Gustavo Villapalos, explicó que Conde se hacía merecedor del doctorado honoris causa por su colaboración con el mundo universitario y sus labores de mecenazgo -algo similar a lo que dijo cuando concedieron el mismo honor al expresidente del Banco Central, Alfonso Escámez-. Villapalos "recogió el guante" -en palabras suyas- del mensaje que le envió el banquero gallego de utilizar la Universidad como foro para el debate de la nueva participación política de los ciuadadanos y de la sociedad civil.

Terminado el acto, la mayoría de los asistentes comentaban el claro contenido político del discurso del presidente de Banesto, aunque nadie quiso hacer comentarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de junio de 1993

Más información