Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP supera en cinco escaños a los socialistas

El sondeo refleja que el debate televisado ha sido beneficioso para Aznar, pero aún hay un 17% de indecisos

El Partido Popular ganaría hoy las elecciones por una exigua ventaja de cinco escaños en el Congreso sobre el partido socialista. La macroencuesta electoral elaborada por Demoscopia para EL PAÍS -cuya publicación continuará mañana- refleja un nuevo empate virtual lo suficientemente ajustado como para establecer que ningún partido se perfila como claro favorito. El sondeo, no obstante, señala una tendencia al alza del Partido Popular, que parece haberse beneficiado del acoso de su líder, José María Aznar, al presidente Felipe González en el debate televisivo celebrado el lunes en Antena 3 Televisión. Según Demoscopia, de haberse celebrado las elecciones esta semana un 34,8% de los votos habrían ido al PP y un 34,5% al partido socialista. Ello habría supuesto un total de 141 a 155 escaños para el Partido Popular en el Congreso de los Diputados, frente a una horquilla de 135 a 151 escaños para el actual partido gobernante.

Dentro de la misma tónica de básico empate entre PSOE y PP detectada por los anteriores sondeos de Demoscopia para este diario, los resultados de la presente macroencuesta presentan un significativo cambio de tendencia: el partido que encabeza Aznar pasa por primera vez a mejor posición relativa (el punto medio de ambas horquillas arroja una diferencia de cinco escaños a favor del PP). El debate televisivo del pasado día 24 parece haber influido claramente en esta leve inflexión. Entre los españoles consultados antes del día 25 (el trabajo de campo de la presente encuesta se desarrolló entre los días 20 y 26 de mayo), la intención de voto continuaba siendo ligeramente favorable al PSOE. La consideración separada de las entrevistas realizadas después del día 25 ofrece, por el contrario, una ventaja para el PP cercana a los dos puntos.Según los técnicos de Demoscopia, en el momento actual resulta imposible establecer si se trata de una tendencia consolidada o bien simplemente de una oscilación transitoria, como la producida tras el conocido como jueves negro. La situación se presenta así lo suficientemente fluida como para hacer pensar que futuros acontecimientos en los días de campaña restantes Podrían o bien confirmar e incluso reforzar la actual tendencia ascendente del PP, o bien equilibrar la balanza, o bien, incluso, volver a. inclinarla levemente en sentido opuesto.

Por lo demás, los restantes datos del presente sondeo (valoración de líderes, deseo de quién va a ganar ... ) siguen siendo, en conjunto, favorables al PSOE en proporción básicamente idéntica a la de los estudios anteriores. De alguna manera -añaden los sociólogos de Demoscopia en su análisis-, parece como si lo españoles no terminaran de creerse que finalmente vaya a producirse el resultado electoral que a partir de sus propias respuestas cabe establecer. El hecho adicional de que un 17% de los votantes estimados río haya decidido aún su voto refuerza los perfiles de incertidumbre.

Izquierda Unida obtendría un 10,7% de los votos (frente a 9,1% en 1989) y podría aumentar su actual presencia parlamentaria entre tres y cinco diputados. El CDS, con sólo el 2,4% de los votos, prácticamente desaparecería del tablero político.

Entre los partidos de ámbito autonómico, Convergència i Unió mantiene como mínimo sus actuales 18 escaños, y el PNV pasaría a contar con seis diputados.

En el Senado, la situación se inclina a favor del PP con más nitidez, debido a las diferencias que introduce el distinto sistema electoral. La horquilla de 101 a 103 senadores le sitúa con cerca de veinte escaños de ventaja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de mayo de 1993