Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cadena perpetua para la enfermera inglesa que asesinó a cuatro niños

Beverly Allitt, la enfermera británica de 24 años que fue declarada culpable la semana pasada de asesinar a cuatro niños y de intentar acabar con otros tres, fue condenada ayer a cadena perpetua por el Tribunal de Nottingham. El juez ha estimado que Beverly Allitt, que pasará a la historia como el ángel de la muerte, ha sido condenada a la máxima pena "para proteger a la sociedad de su perturbación".Allitt no podrá beneficiarse de ninguna reducción de pena, "por cuanto supone de peligro para los demás".

Los abogados defensores de la joven han alegado que sufre una extraña alteración de la personalidad, conocida como síndrome de Munchausen, que la lleva a automutilarse y a hacer daño a aquellas personas que tiene a su cuidado con el único fin de llamar la atención.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de mayo de 1993