Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar entra en el cuerpo a cuerpo y acusa a González de arruinar a España

El líder del PP Rama sinvergüenzas a los Socialistas que le culpan de la devaluación

José María Aznar se lanzó ayer al cuerpo a cuerpo contra Felipe González a propósito de la crisis económica y de la situación de España. Aznar le dio al jefe del Gobierno donde más puede dolerle, en su patriotismo. Si le felicitan en el exterior, vino a decir, es porque, de prolongarse la mayoría socialista después del 6 de junio, Me España va a quedar muy poquito", mientras los competidores extranjeros aumentan su competitividad y su ventaja.

El líder del PP, ante más de 2.500 personas que llenaban el polideportivo de Salobreja, en Jaén, manifestó su indignación con las voces socialistas que le han atribuido responsabilidad en la devaluación de la peseta. "Han perdido la vergüenza", dijo.El candidato del PP ha hecho de la recuperación económica el centro de su discurso en los últimos días. No hace promesas y subraya esa diferencia con la campaña electoral del PSOE en 1982. "No vengo a prometer la utopía imposible, vengo a afirmar la posibilidad de que España se recupere y a pediros ayuda para conseguirlo", dijo ayer en un ambiente de entusiasmo del público, que fue recibiendo las menciones al partido gobernante o a Alfonso Guerra con gritos de "¡sinvergüenzas!", "¡chorizos!" y "¡a la cárcel".

Antes había lanzado contra el jefe del Gobierno la más dura requisitoria desde el comienzo de la precampaña. "¿Sabéis por qué a González, que no se hace responsable de nada de lo que pasa en nuestro país, le felicitan en el exterior por devaluar la peseta como ha dicho en Palma de Mallorca o le felicitan por haber batido el récord de más de tres millones de parados? Si consigue otra vez la mayoría le van a felicitar aún más, porque llegaremos a cuatro millones de parados".

"Es dificil hacer más daño a la economía española", prosiguió Aznar. "Pero a él le felicitan porque España cada vez produce menos, vende menos y compite peor, mientras los otros cada vez producen más, venden más y compiten mejor. Si seguimos así, le van a felicitar a González todos los días".

El líder del PP emplazó a su principal rival a que explique por qué si la devaluación es una decisión acertada y necesaria no la hizo antes y ahorró con ello cuatro o cinco billones de pesetas en reservas de divisas. La única fábrica que han sabido hacer funcionar los socialistas, señaló, es la de parados "y ésa es la única que hay que cerrar". El verdadero rostro del socialismo en España, según el líder del PP, es el del caso KIO, que describió como una infracción de la ley.

Ya en mangas de camisa y con el rostro enrojecido, Aznar lanzó un capote a otros adversarios como Julio Anguita. "Comprendo más a un socialista de Izquierda Unida que defiende sus ideales con limpieza y honradez que a un socialista del PSOE, que no defiende nada y se aferra al poder a costa de cualquier cosa".

Aznar participó por la noche en un mitin en Granada, en donde dijo "que garantiza confianza y credibilidad" para los sindicatos, a quienes su partido tiende la mano, informa Jesús Arias. Aznar señaló, además, que a Felipe González "ya no lo creen ni los sindicatos, ni los empresarios, ni los agricultores, ni los estudiantes, ni los extranjeros: no lo cree nadie".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de mayo de 1993