Serbios y musulmanes pactan un alto el fuego en toda Bosnia y la desmilitarización de Zepa

El comandante en jefe de la Fuerza de Protección de la ONU para Bosnia-Herzegovina (Unprofor), general Philippe Morillon, y los máximos jefes militares del Ejército bosnio, Sefer Halilovic, y de los radicales serbios de Bosnia, general Ratko Mladic, conseguieron ayer alcanzar un acuerdo para la desmilitarización total de Zepa y la ampliación de los términos en los que estaba denida la de Srebrenica. El acuerdo incluye un alto el fuego en toda Bosnia a partir de hoy. Mientras tanto, el ministro bosnio de Exteriores pedía en Nueva York la retirada de todos los cascos azules de su país y el levantamiento del embargo de armas.

ENVIADO ESPECIAL, Tras más de 24 horas de tensas negociaciones en el aeropuerto de Sarajevo y después del rechazo inicial del presidente bosnio, Alia Izetbegovic, a firmar un primer compromiso que calificó de "capitulación", ambas partes han realizado concesiones importantes con el llegar a un acuerdo. Hoy domingo, a las doce del mediodía entrará en vi gor un acuerdo de alto el fuego en toda Bosnia, aunque éste no afecta en principio al Consejo de Defensa Croata (HVO), pues ninguno de sus mandos estuvo presente en la reunión. Hasta ahora, ninguno de los ceses el fuego adoptados en esta guerra han sido respetados.El acuerdo adoptado ayer establece que las tropas musulmanas de Zepa y Srebrenica podrán, si lo desean, abandonar la ciudad llevándose consigo su armamento. En el primer borrador, acordado en la madrugada del sábado, las tropas musulmanas eran desarmadas mientras que a los sitiadores serbios se les permitía conservar intacto todo su potencial de fuego. Esto llevó a Izetbegovic a rechazar el pacto por considerar que éste suponía la capitulación de Zepa y Gorazde, los últimos enclaves musulmanes en Bosnia oriental que presentan resistencia. La posición de fuerza bosnia se ampara en la creencia de que una intervención militar internacional está más cerca que nunca.

Todas Ias unidades militares o paramilitares que se encuentran en Zepa o Srebrenica deberán abandonar ambos enclaves con todas sus armas o entregarlas a las fuerzas de la ONU. El enclave de Zepa deberá finalizar el proceso de desmilitarización 12 de mayo a las 17 horas.

El perímetro de la zona desmilitarizada no será inferior a las actuales líneas de confrontación. Sólo podrán circular armados en su interior los miembros de Unprofor, que serán los encargados de velar por cumplimiento de todo el proceso. Todas las armas pesadas que constituyan una amenaza a las zonas desmilitarizadas deberán retirarse.

Se garantiza además de forma expresa el suministro de agua a la población civil, la libre circulación de los convoyes de ayuda humanitaria y la evacuación, por tierra o por aire, de los heridos.

Unprofor desplegará inmediatamente observadores militares y tropas en el enclave de Zepa, con el fin de garatizar la implementación de la zona desmilitarizada.

La aceptación de los serbios de los acuerdos de desmilitarización de Zepa y la ampliación de los de Srebrenica obedece también a su deseo de colocar tropas de la ONU en las localidades que podrían ser objeto de un eventual ataque aéreo estadounidense. Es para ellos, una garantía de que éste no sucederá en ese área.

Mientras tanto, el ministro de Asuntos Exteriores de Bosnia, Haris Siladzic, pidió ayer en Nueva York la retirada de todos, los cascos azules de su país debido a que su presencia es un obstáculo para el levantamiento del embargo de armas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 08 de mayo de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50