Un hombre sin documentos, cosido puñaladas en la Casa de Campo

El cadáver que descubrieron unos chiquillos a media tarde de ayer en la Casa de Campo estaba aún caliente: era el de un hombre moreno, de pelo corto, de entre 30 y 35 años, cosido a puñaladas en la nuca, la espalda y el abdomen.

Los chavales, que hacían pinitos en bicicleta cerca de la plaza de las Moreras, habían oído poco antes gritos de auxilio y se acercaron al cadáver a las siete menos cuarto de la tarde.

El cuerpo estaba en un cerro y había dejado un rastro de sangre, colina abajo, de unos 20 metros de longitud, lo que indicó a los agentes que el hombre subía huyendo. Luego cayó.

Lo único que llevaba encima el hombre era el reloj, según explicaron fuentes de la Policía Municipal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de mayo de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50