ELECCIONES 6 DE JUNIO

Representantes de los principales partidos defienden el abaratamiento de los créditos

EFE, Representantes de los principales partidos políticos: PSOE, PP,CiU, CDS y PNV, defendieron ayer, en el transcurso de un debate en el Club Siglo XXI, un sustancial abaratamiento de los créditos. Tanto el representante de IU, Ramón Espasa, como el de CiU, Joaquín Molins, abogaron por una rebaja de entre dos y tres puntos. El del PP, Luis Gámir, señaló que el necesario descenso no debe producirse de forma artificial, y el del PSOE, el presidente del Banco Hipotecario, Julio Rodríguez, se mostró partidario, de rebajar, cuando sea posible, los tipos de interés reales (descontada la inflación) a la mitad.

Rodríguez aseguré además que El PSOE incluirá en su programa electoral la elaboración de un proyecto de ley para reforzar la participación de los trabajadores en la gestión de las empresas y potenciar sus derechos de información.

En el debate sobre la situación de la economía, participó también por el CDS, Gonzalo Sáenz de Buruaga y Jon Zabalia por el PNV.

Durante el debate, Julio Rodríguez no precisé si el citado proyecto de ley incluiría la presencia de los representantes de los trabajadores en los consejos de administración de las empresas -como ya ocurre en las empresas públicas-, si bien, al término del acto señaló ante un grupo de periodistas que esa posibilidad es compatible con el proyecto. Todos los intervinientes en el debate se mostraron de acuerdo en que la reactivación de la economía precisa una rebaja de los tipos de interés, pero para poder acometerla, Gámir y Molins insistieron en que resulta imprescindible reducir el déficit público.

Luis Gámir, que aseguré que la economía española decreció en los dos primeros meses del año a un ritmo del 2%, defendió la reducción del déficit público mediante un aumento del gasto público por debajo del producto interior bruto (PIB); hizo un alegato por un proceso de privatizaciones; apostó por la congelación y posterior rebaja de los impuestos y defendió la lucha contra el fraude.

El dirigente del Partido Popular explicó que su partido propone además la reba a de las cotizaj

ciones sociales, el fomento de la inversión en capital humano e infraestructuras, una política de incentivos para las pequeñas y medianas empresas, y un programa especial de lucha contra el paro juvenil.

Para Joaquín Molins, de CiU, la prioridad "total y absoluta" de la política económica debe ser la reducción del déficit público y, en este sentido, propuso el recorte en un 10% de los gastos de funcionamiento de la Administración, que permitiría ahorrar unos 350.000 millones. Ramón Espasa, de Izquierda Unida, criticó "el fracaso" de la política económica del PSOE y defendió un pacto social, mientras Sáenz (representante del CDS) defendió el trabajo como método de acercamiento a Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de mayo de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50