Moody's rebaja por tercera vez la valoración de Italia

La agencia norteamericana de valoración de créditos Moody's, cuyo dictámenes periódicos tienen una giran influencia en los mercados financieros mundiales, rebajó ayer por tercera vez consecutiva, desde julio de 1991, su valoración de la fiabilidad deudora de Italia que pasa al puesto Al de la clasificación, junto a Portugal y, Corea, dos grados por debajo de España. La lira se resintió inmediatamente de este nuevo dictamen de la agencia.

La lista clasificatoria actual de las calificaciones de Moody's incluye 15 grados, del AAA al B2. El 1 de julio de 1991, Italia pasó del nivel máximo, la triple A, al segundo grupo. En agosto del año pasado fue nuevamente rebajada hasta el AAA3, el cuarto grupo y'ayer pasó al Al.

Por debajo del Al que ahora tiene Italia, quedan países europeos como Islandia y Grecia. El resto son países asiáticos, como Hong Kong, Tailandia y Malasia, o latinoamericanos, como Argentina y Brasil, que cierra la clasificicación.

Una consecuencia inmediata de un descenso en la lista de Moody's para el país rebajado suele ser la necesidad de elevar los tipos de interés de su deuda pública para compensar su riesgo adicional detectado por la agencia. Esto suele crear presiones al alza en los tipos de interés bancarios, para que las ofertas de ese sector sean competitivas.

Pero junto a esta valoración del riesgo-país, Moody's rebajó, además, la calificación de la deuda de 10 grandes bancos y empresas públicas italianas. Se trata de las eurobligaciones en liras del Ente Nazionale de Energia Electrica (ENEL), uno de los grupos públicos más implicados en las investigaciones sobre el pago de comisiones ilegales a los políticos, que han sido devaluadas "en atención a la dificil posición del sector público italiano". El resto se refiere a la deuda exterior de nueve bancos estatales: San Paolo de Torino, Crediop, Banca Nazionale di Lavoro, Comit, Credit, Cassa di Risparmio di Torino, Monte de¡ Paschi, Cariplo e IMI.

Mirar el futuro

"La decisión de Moody's mira más al pasado que al futuro", comentaron ayer fuentes del Banco de Italia, donde se destacaba que la agencia Standard and Poor's, la gran competidora de Moody's en la materia, había comentando muy favorablemente la víspera el nombramiento de Antonio Fazio como gobernador del banco central."Amargura" fue la sensación que la agencia estatal Ansa captó en la presidencia de un nuevo Gobierno que hoy se presenta al Parlamento para pedir la confianza, y que, precisamente por estar presidido por Carlo Azeglio Ciampi, ex gobernador de Bankitalia, se podía esperar un tratamiento más generoso de Moody's. Los técnicos de la agencia norteamericana que han informado el dictamen estaban en Italia la semana pasada, horas antes de que el presidente de la República, Oscar Luigi Scalfaro, encargara a Ciampi la formación del Gabinete.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de mayo de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50