Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
6 DE JUNIO, ELECCIONES LEGISLATIVAS

Arzalluz y Roca exigen el cese de Solchaga para cualquier entendimiento poselectoral

EL PAÍS, El presidente del PNV, Xabier Arzalluz, y el secretario general de Convergencia Democrática, Miquel Roca, coincidieron ayer en señalar al ministro de Economía, Carlos Solchaga, como blanco de sus críticas al Gobierno del PSOE y como el principal obstáculo a una hipotética coalición electoral.

En un acto político, celebrado en Pasaia (Guipúzcoa), Arzalluz indicó que "es necesario cambiar las tomas de la política de Solchaga, porque si no, nos hunde". También se preguntó ante sus militantes por las razones que han empujado al Gobierno de Felipe González a postergar la industria en su política. Dirigiéndose a Carlos Solchaga indicó: "¿Por qué ha jugado a listo al mantener una peseta tan alta?".

Miquel Roca, cabeza de lista de CiU por Barcelona, comparte la tesis de los nacionalistas vascos en sus críticas al ministro de Economía. En una entrevista concedida al Nou Diari, afirma que con el equipo económico liderado por Solchaga y con la política económica actual no habrá pacto "nunca con los socialistas". "No nos interesa una política económica agotada", añadió.

Roca prevé la posibilidad de negociar la entrada en un gobierno en coalición con el PSOE sólo a partir de los resultados de las elecciones, y asegura que no pondrá "cuotas para nada", en referencia a los ministerios que exigiría ocupar la coalición nacionalista.

El político convergente insiste en que "ni Obiols ni nadie debería insistir en destacar las pretendidas discrepancias entre Pujol y yo. Todo funciona en nuestro partido desde un punto de vista cohesionado. A Pujol y a mí nos da escalofríos tanto un pacto con el PSOE como con el PP".

Narcís Serra, antiguo compañero de despacho, insiste en esa discrepancia. En una entrevista al diario El Punt afirma que Roca es una persona muy preparada para llevar a cabo "no sólo una actividad parlamentaria, sino también de gestión política, si tuviera el apoyo suficiente y si Jordi Pujol se lo permite".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de mayo de 1993