El apoyo comunista permite aprobar las privatizaciones en Polonia

El Parlamento polaco aprobó ayer el programa de privatización masiva gracias al cual 27 millones de ciudadanos obtendrán casi gratuitamente acciones de 600 empresas estatales. Esta victoria del Gabinete de Hanna Suchocka, sin embargo, sólo fue posible gracias al apoyo de la Socialdemocracia de la República (SdRP, ex comunista).El recurso a los postcomunistas salvó, de momento, al Gobierno, pero amenaza con la descomposición definitiva de la actual coalición gubernamental, de la que podrían salirse los nacional-católicos radicales. Más de la mitad de los parlamentarios de esta tendencia votaron en contra de la ley porque no impedía la participación del capital extranjero en los fondos de inversión que se encargarán de la gestión de la empresas privatizadas.

En estas condiciones, los 28 votos de los postcomunistas, casi la mitad del grupo parlamentario, fueron decisivos para la aprobación del programa. Para obtener el apoyo de la SdRP, el Gobierno hizo varias concesiones en el texto de la ley, como limitar a 200 el número de empresas a las que afectará el programa en su primera fase. La segunda fase, en la que está prevista la privatización de las 400 empresas restantes, comenzará el año próximo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 30 de abril de 1993.

Lo más visto en...

Top 50