Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos de barrenderos olvidan la equiparación por la no discriminación

Los sindicatos que convocaron hace 12 días la huelga de barrenderos en los 14 distritos de Madrid atendidos por concesionarias privadas presentaron ayer, en la mesa de negociación una propuesta que ya no habla de "equiparación", sino de eliminar progresivamente la actual discriminación con los barrenderos municipales. La cita estuvo a punto de malograrse porque los representantes sindicales empezaron reafirmándose, como concepto de partida en reclamar la equiparación. Luego se contentaron con mantener la misma filosofía, pero con otra fórmula.

La plataforma laboral entregada ayer por los sindicatos reclama un aumento de salario lineal por categorías para los próximos cuatro años más la subida del índice de precios al consumo. En cuanto a la aproximación en horarios entre un barrendero privado y otro municipal se pide una reducción de jornada en cinco sábados menos trabajados en 1993 (ahora libran 35 al año los privados y todos los municipales) y otros cuatro en 1994 y 1995, respectivamente.La reivindicación salarial fue entregada en bruto, sin calcular su incidencia en porcentajes y por categorías. La subida lineal propuesta para los conductores en 1993 se cifra en 173.000 pesetas y en 131.000 en 1994, 1995 y 1996. El aumento para los peones, en 153.000. pesetas lineales en 1993 y otras 100.000 en 1994, 1995 y 1996.

La patronal del servicio de limpieza viaria, Aeslip, se mostró escéptica sobre el inminente final de la huelga. La patronal considera que la propuesta sindical de convenio "se traducirá en costes muy elevados", según afirmó su portavoz, Francisco Jardón.

Los sindicatos y los responsables municipales se muestran partidarios de firmar convenios plurianuales para tranquilizar al sector.

La fórmula plasmada por los sindicatos no ha sido contestada por la patronal, que se reservó toda la tarde de ayer para estudiar los números. La contestación se dará hoy. La patronal todavía no ha concretado hasta ahora en la mesa su planteamiento, que, en principio y oficiosamente, oscilaba en una subida de sueldos entre el 1,8% aprobado para los funcionarios y el 4% en que se estima la inflación.

El grupo municipal socialista considera que el departamento municipal de limpieza requiere una "profunda reorganización" para que puedan prestar un servicio eficaz. Según la portavoz adjunta del PSOE, Ana Tutor, este reajuste debe cumplir cinco objetivos. El principal de todos ellos, según la concejal, es que los incrementos del canon que el Ayuntamiento de Madrid abona a las contratas que limpian 14 de los 21 distritos de la ciudad repercuta en mejoras proporcionales en las retribuciones de los trabajadores y en los medios que utilizan.

Tutor asegura que hasta ahora las súbidas de la aportación económica municipal a las empresas no se han notado. "El canon ha subido desde 1989 un 177%, mientras que la plantilla y la maquinaria se han mantenido inalterados", comentó.

La reorganización que solicita el PSOE también incluye "la distribución racional de maquinaria y personal entre los distritos", establecer un teléfono único de tres dígitos "para que los ciudadanos comuniquen con rapidez los problemas relacionados con la limpieza" y que los responsables municipales propicien un clima de paz social en el sector.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de abril de 1993

Más información

  • Las conversaciones de ayer no terminaron con la huelga