Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren los dos pilotos de una avioneta

Carlos Corpiña Eguiagaray, de 65 años de edad, estaba pilotando al mediodía de ayer junto al instructor de vuelo Joseph L., de 33 años, un motovelero, denominado J5, de la empresa Aerojaén, perteneciente al aeródromo de Cuatro Vientos. Sobre las 14.30 los dos tripulantes realizaron su último giro cuando sobrevolaban los parajes de Móstoles. La avioneta, que ambos tripulaban, se estrelló con gran estrépito contra el paraje de la finca Peñaca.

Ambos pilotos, de gran experiencia, fallecieron en el instante. Las primeras hipótesis facilitadas a la policía se refieren al desprendimiento sorpresivo de un ala de la aeronave.La avioneta siniestrada fue presentada ayer en el aeródromo de Cuatro Vientos a un grupo de pilotos pertenecientes al aeroclub de Camarenillas de Toledo. Durante toda la mañana el instructor de vuelo Joseph L. mostró en el aire las características de este motovelero de madera J5, fabricado en Jaén hace un año por la compañía Aerojaén.

El aparato, de 110 caballos, estaba haciendo las delicias de este grupo de aviadores. A lo largo de varias horas fueron desfilando por la nave los pilotos para conocer las posibilidades de este motovelero que puede planear sin motor.

Para la muestra se estaban efectuando vuelos de media hora de duración, desde Cuatro Vientos al pasillo aéreo de Móstoles, que es utilizado habitualmente como zona de vuelo para este tipo de avionetas.

Sobre las dos de la tarde, cuando pilotaban la nave Carlos Corpiña y Joseph L. se produjo el percance en la finca de Peñaca situada entre Móstoles y Villaviciosa de Odón. En ese instante la torre de transmisiones de Cuatro Vientos no recibió ningún mensaje del motovelero. El estruendo fue escuchado por los vecinos de Parque Coimbra de Móstoles, que al llegar al lugar del siniestro se encontraron con el armazón esparcido por esta campiña.

Algunas personas aseguraron en un primer momento que escucharon una gran deflagración. Pero el avión no explotó porque el motor estaba desconectado.

Carlos Corpiña Eguiagaray, de 65 años, era abogado y piloto de ultraligeros en el aeroclub de Camarenillas. Algunos presentes indicaron que el fallecido es primo del ministro Juan Manuel Eguiagaray. La otra víctima, Joseph L., de 33 años, era instructor de vuelo en Cuatro Vientos y había nacido en Libia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de marzo de 1993

Más información

  • La aeronave se estrelló en un descampado de Móstoles