Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La política informativa de la CE es abstracta, deficiente e inadecuada

La política de información y comunicación de la Comunidad Europea ha fracasado en gran medida; es muy deficiente e inadecuada, los mensajes que transmite la Comunidad son abstractos o demasiado económicos y no producen motivación en la mayor parte de los ciudadanos. Ésta es una de las conclusiones a las que ha llegado un grupo de expertos nombrados el año pasado por el presidente de la Comisión de la CE, Jacques Delors, para revisar la política de información y comunicación de este organismo. Los expertos consideran, no obstante, que la comunicación debe ser un soporte esencial en la construcción de Europa.

"Tenemos un buen producto: Europa, pero tengo la sensación de que lo estamos vendiendo mal", dijo Delors el pasado mes de noviembre cuando se formó este grupo de ocho expertos de varios países europeos agrupados bajo el nombre Misión de Reflexión sobre la Política de Información y Comunicación en la CE.Los análisis posteriores de la hipótesis lanzada por el primer mandatario de la Comunidad han confirmado el desastre comunicativo previamente anunciado. Los expertos se han mostrado pesimistas al elaborar un informe de 50 páginas que será presentado a finales de este mes al presidente de la Comisión y será publicado en todos los idiomas comunitarios hacia el 15 de abril.

Según ha podido saber EL PAÍS, los expertos han hecho un

diagnóstico muy negativo sobre la política de información y comunicación de las instituciones comunitarias.

Mensajes contradictorios

Entre otras conclusiones se señala que la comunicación es inadecuada porque existen muchos emisores (Comisión, Parlamento, direcciones generales, consejos de ministros ... ) que transmiten mensajes diferentes y en algunos casos contradictorios. "La diversidad de fuentes con distintas autoridades produce ineludiblemente confusión en los receptores", estiman los expertos.

Otra de las causas del mal funcionamiento de la política de comunicación de la CE es la excesiva burocratización. "La comunicación es un instrumento básico en la construcción de la Comunidad Europea", señalan, "y no se puede cumplir con este mandato manteniendo sólo, por ejemplo, ruedas de prensa de doce a dos y creer que con ello ya se ha cumplido, o dejar la función de comunicar exclusivamente en manos de un portavoz". Los especialistas han tenido en cuenta que el punto de partida para la construcción de Europa está marcado por la crisis y han constatado que "la opinión pública está muy desinformada sobre los diferentes temas que se tratan en Bruselas". "Muchas veces se tiene la impresión de que se facilita información para el interior y apenas se tienen en cuenta los distintos pueblos que están construyendo la unidad europea".

En el informe, que se ha dedicado básicamente a establecer un diagnóstico general de la situación, se toman en consideración algunos detalles como el hecho de que se da información a los representantes fijos de los medios de comunicación en las sedes de las Instituciones europeas (especialmente en Bruselas) y apenas se entra en contacto con los medios que no tienen ningún redactor destacado en la Comunidad. "Los medios de comunicación no han sido bien estimulados para asistir al reparto de la información sobre Europa", se añade.

Desde otra perspectiva se opina que la información se está tratando de imponer desde arriba o desde los centros elitistas de poder y ese hecho resulta muy poco estimulante.

Tras consignar ese déficit y esa mala gestión de información, los expertos formulan una serie de recomendaciones orientadas a mejorar la política de información y comunicación de la CE y de todos los actores que participan en el proceso de construcción de Europa.

Durante el periodo de redacción del informe, los especialistas han contado con las opiniones recogidas por la Comisión de directivos y profesionales de empresas de comunicación, políticos y asociaciones profesionales y ciudadanas.

Componentes de la Comisión

La Comisión está presidida por el belga Willy de Clerq, anterior comisario europeo y actual presidente de la Comisión de Relaciones Económicas Exteriores del Parlamento Europeo, y cuenta como miembros con Ronald Beatson, director general de la Asociación Europea de Agencias de Publicidad; el español Julián Bravo, profesor universitario y ex presidente de J. Walter Thompson, que fue propuesto por el Ministerio del Portavoz; Colette Flesh, luxemburguesa, directora general de la DGT 10, de información, comunicación y cultura; el italiano Sergio Giccione, director general del servicio de información del Parlamento Europeo; el francés Jacques Pilhan, director general adjunto de Havas; Manfred Harmshfeger, directivo del grupo alemán Bertelsmann y Jean Pierre Haber, que actúa como secretario.

La elaboración de este informe ha coincidido con la discusión en el seno de la Comisión de las Comunidades Europeas del libro verde sobre Pluralismo y concentración de medios de comunicación en el mercado interior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 1993

Más información

  • Un estudio encargado por Delors la considera un fracaso