Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN FRANCIA

La continuidad inteligente

El profesor Alphandéry ha pasado por las universidades norteamericanas de Chicago y Berkeley. Una lengua viperina muy suelta que milita en el Centro de los Demócratas Sociales (CDS). Uno de los principales asesores de Jacques Chirac, el listo y joven Pierre Lelouch, ha perdido la batalla a manos de Edmond, que prácticamente logró el apoyo para sus propuestas. "Desde luego, la defensa del franco y la independencia del Banco de Francia son las dos más importantes", explica. Cuando Alphandéry desmenuza las medidas, lo hace, casi, desde la fortaleza de Bercy, sede del Ministerio de Economía y Finanzas francés.Alphandéry es un especialista en macroeconomía y análisis monetario. Su posición a favor de la paridad franco / marco actual, la permanencia dentro del mecanismo de cambios del SME y la independencia del Banco de Francia constituye el desarrollo, hasta su lógica extrema, de la política emprendida por el actual primer ministro Pierre Bérégovoy. Chirac se ha resistido hasta hace pocas semanas a asumir sin regateos esa continuidad, pero finalmente Balladur y Alphandéry consiguieron una declaración formal del jefe del RPR, tras incluirse en el programa la defensa del franco contra toda devaluación y la autonomía del Banco de Francia como los dos mandamientos fundamentales de la futura política económica.

Aunque Alphandéry se resiste a comentar temas como el nivel de reservas del Banco de Francia (70.000 millones de francos), por razones de Estado -temor a aumentar la especulación contra el franco en vísperas electorales-, sí propone una reactivación de la relación entre Francia y Alemania, "especialmente" en los temas monetarios. Desde su óptica, una relación más estrecha con los alemanes es el colofón de todo lo que se ha hecho hasta el momento en materia de política monetaria, dotándola incluso de una mayor credibilidad. El Bundesbank ha encontrado su hombre en Francia. Sería interesante saber si Helmut Schlesinger, presidente del Banco central alemán, y su sucesor en junio, Hans Tietmeyer, estarán en condiciones de aceptar las propuestas del trío Balladur-Alphandéry-de Larosiére (el presidente del Banco de Francia), que se preparan para competir con la ortodoxia germana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de marzo de 1993