Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno aprobará hoy el cupo de trabajadores inmigrantes de 1993

El Consejo de Ministros aprobará hoy el plan de cupos para los inmigrantes que serán autorizados a trabajar en España durante el año 1993 con carácter temporal o de forma permanente, según fuentes gubernamentales. Este contingente ha quedado fijado en 10.100 trabajadores permanentes y en 10.500 temporales.El proyecto, que ha sido elaborado por el Ministerio de Trabajo contando con la opinión de los sindicatos y la patronal, fue aprobado el pasado miércoles por la comisión de subsecretarios. La aprobación del plan, prevista inicialmente para principios del presente año, se ha ido retrasando porque los departamentos ministeriales implicados en el asunto (Trabajo, Asuntos Sociales, Interior y Asuntos Exteriores) han querido perfilar mucho todos sus detalles.

El acuerdo del Gobierno será completado en breve mediante las instrucciones que elaborarán los ministerios de Asuntos Exteriores y Trabajo. Estas instrucciones servirán para que las autoridades de los países de donde proceden los inmigrantes puedan proceder a la selección de éstos teniendo en cuenta los requisitos solicitados para los puestos de trabajo a cubrir.

Según las estimaciones del Ministerio de Trabajo, la mayoría de los inmigrantes procederán de Marruecos, y se les dará empleo en los sectores de la construcción y agricultura. El resto del contingente estará compuesto en su mayor parte por dominicanos, filipinos y ciudadanos de los países del Este europeo.

El plan de cupos pretende cubrir muchos de los empleos que han dejado de interesar laboralmente a los españoles. Según datos del Instituto Nacional de Empleo (Inem), sobre las 100 ocupaciones más ofertadas, durante el año 1991 hubo 46.600 puestos de trabajo por los que nadie mostró interés.

Garantizar el retorno

Uno de los aspectos más espinosos de este plan de cupos es el referente al sistema para garantizar el retorno a su país de los extranjeros que sean autorizados a trabajar en España de forma temporal. Santiago Varela, subsecretario de Interior, informó ayer a Efe que serán los propios países de origen de los inmigrante los que se responsabilicen de su retorno y se comprometan a impedir que las personas que traten de quedarse en España ilegalmente puedan obtener cualquier otro tipo de trabajo.Tanto la patronal CEOE como Comisiones Obreras han apoyado el plan de cupos, aunque este sindicato ha pedido, entre otras medidas, que "se amplíe el número de personas que puedan incluirse en los contingentes hasta igualar, al menos, las ofertas de empleo que durante el año 1993 vayan quedando sin cubrir" por trabajadores españoles.

Hasta el momento, ninguna organización política o sindical ha mostrado un rechazo frontal al plan de cupos, que será el primero de este tipo que se pone en marcha en nuestro país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de marzo de 1993