200 seropositivos de ocho países europeos probarán una vacuna del sida

Ocho países europeos iniciarán en las próximas semanas un estudio clínico que consiste en suministrar una posible vacuna contra el sida a 200 voluntarios infectados por el virus pero que aún no han desarrollado la enfermedad. La vacuna RGP 160 ha sido desarrollada por el laboratorio austríaco Inmuno AG, que inició un programa de investigación del sida en 1985. Desde hace ocho años, Inmuno experimenta la vacuna en chimpancés con resultados positivos. También se ha probado con voluntarios en EE UU.

El tratamiento experimental se realizará en 16 hospitales y centros de investigación del sida en Austria, Alemania, Suiza, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia. Según Frank Goebel, coordinador europeo del programa y jefe de estudios de la Universidad de Múnich, "es la primera vez que un estudio clínico de este tipo será aplicado paralelamente por científicos de tantos países europeos".Goebel asegura que la investigación "dará una nueva perspectiva sobre el uso de la vacuna en terapia de personas infectadas por el virus". La RGP 160, desarrollada por ingeniería genética en células de mamíferos, contiene la glicoproteína 160, que se encuentra en la superficie del virus del sida.

Martha Eibl, coordinadora de este programa de investigación en Inmuno, afirma que los resultados del estudio podrán establecer "si la vacuna RGP 160 tiene fines terapéuticos o profilácticos y no sólo de prevención de la enfermedad. El estudio clínico tendrá que: establecer también si la vacuna. tiene efectos secundarios graves. Los primeros resultados se darán a conocer dentro de un año y medio.

Según Aibl, uno de los chimpancés sometido al estudio fue infectado en el laboratorio con el VIH cuatro meses después de recibir la vacuna. Transcurridos tres años, aún no ha presentado signos de la, enfermedad y los resultados de, los exámenes siguen dando VIH negativo. Los chimpancés infectados por el virus que no recibieron la RGP 160 presentaron los síntomas de la enfermedad a los tres meses.

Los 200 voluntarios que participarán en el programa europeo tendrán que ser mayores de 18 años. Cien serán vacunados durante seis meses, cada cuatro semanas, con 100 microgramos de RGP 160. Otros 100 recibirán sólo placebos.

Los pacientes habrán de tener entre 200 y 500 linfocitos T4, células esenciales del sistema inmunológico. La cantidad de ese tipo de células por milímetro cúbico de sangre indica el estado de las defensas del organismo. Las personas sanas mantienen alrededor de 1.000 linfocitos T4. Después del proceso de vacunación, se dejará pasar un año y serán nuevamente contabilizados los linfocitos T4 de los pacientes.

Experimento en EE UU

Una investigación anterior de la RGP 160 de Inmuno con clínicas y con científicos del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos realizada entre voluntarios no infectados e infectados por el virus dio "resultados prometedores", según el doctor Robert Belshes, director de este programa: "Un 95% de los voluntarios ha desarrollado una respuesta inmunológica positiva". Desde 1985 se desarrolla una febril carrera de los grandes laboratorios farmacéuticos de todo el mundo en busca de remedios contra el sida.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS