_
_
_
_
_

Kohl asegura que no hay peligro de que el nazismo renazca en Alemania

El canciller Helmut Kohl aseguró ayer que no hay peligro de que el nazismo renazca en Alemania, porque la democracia está sólidamente Implantada en el país. En una declaración emitida con ocasión del 60º.aniversario de la llegada de Hitler al poder, Kohlafirma que el nazismo fue una catástrofe para su país y para Europa que causó un sufrimiento inconmensurable para millones de personas. Y añadió: "Los alemanes hemos aprendido que la libertad, la justicia y la paz son condiciones esenciales para la coexistencia en nuestro país y en la comunidad internacional".Kohl dijo que las manifestaciones de millones de ciudadanos demuestran que la moderna Alemania es más estable que la república de Weimar, el breve y turbulento experimento democrático posterior a la I Guerra Mundial, que fue el caldo de cultivo para la aparición del nazismo y la llegada de Hitler al poder, el 30 de enero de 1933.

"Democracia madura"

Por su parte, Ignatz Bubis, líder de la comunidad judía alemana (formada por menos de 50.000 personas), recordó que Hitler contó con la ayuda de partidos democráticos, aunque reconoció que no hay comparación posible entre aquella situación y la actual. "Vivirnos en una democracia madura", dijo.Entre las numerosas manifestaciones que se esperan para hoy destaca la de Berlín, donde los participantes (cuyo número se espera que sobrepase los 100.000) encenderán velas a lo largo de la ruta que seguían los nazis para celebrar su llegada al poder. Las palabras Nunca Jamás se iluminarán en la puerta de Brandenburgo, que hasta hace poco más de tres años separaba la zona occidental de la comunista.

La policía alemana inspeccionó ayer en la localidad de Hamm las casas y los despachos de dos miembros del ultraderechista Partido Republicano y se incautó de 10.000 panfletos que ridiculizaban las campanas por la tolerancia hacia los extranjeros lanzadas por el Gobierno alemán y grupos privados para contrarrestar los ataques xenófobos perpetrados estos meses atrás contra varios albergues de refugiados. Uno de los políticos es concejal del ayuntamiento de Hamm. El Gobierno alemán puso bajo vigilancia al Partido Republicano a finales del año pasado.

Paralelamente, un juez del tribunal de Trabajo de Bochum fue suspendido ayer de sus funciones después de que su firma apareciera en un comunicado abiertamente racista que aseguraba, en referencia a los nazis, que 1a sangre alemana es un néctar peculiar" que se diferencia totalmente de la "secreción apestosa" de los extranjeros.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_