El pequeño Aquilino tendrá un hígado nuevo en tres meses

El pequeño Aquilino Jiménez tendrá un hígado sano antes de tres meses. El niño, de dos años, que había sido excluido de la lista de trasplantes por el hospital Gregorio Marañón de Madrid porque su entorno social -un poblado gitano de chabolas- no aseguraba un posoperatorio con éxito, ingresará el lunes en el hospital de La Paz.La Comunidad de Madrid se ha comprometido a garantizar el posoperatorio de Aquilino e incluso a facilitar a los padres, de 19 años, un piso que reúna las condiciones sanitarias que necesita el niño si "la familia se compromete a cambiar sus hábitos de vida". Si no, la Comunidad "asumirá su tutela".

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han pactado un código ético sobre trasplantes que prohíbe toda actividad comercial y "excluye cualquier consideración que no sea estrictamente médica".

Páginas 20 y 21 Editorial en la página 10

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS