Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Ejecución en Washington

Llevo 24 años luchando contra la pena de muerte. Ha sido ejecutado Wesley Allan Dodd, ahorcado hasta morir. Estaba previsto que la agonía durase 20 minutos, y si transcurrido ese tiempo no había, muerto, se le remataría envenenándole con una inyección letal.Dicen que se ejecuta a los reos porque sirve de escarmiento a los posibles futuros asesinos. Me gustaría que los medios de comunicación publicasen los crímenes que se van a cometer en Estados Unidos hoy, mañana y los días próximos a la ejecución. Porque se podría comprobar que nada cambia porque se quite la vida a una persona, aunque, como dice el nuevo catecismo de la Iglesia católica, "la pena de muerte tiene un valor medicinal". Medicina ¿para quién? ¿A quién cura? Sólo puedo sentir hoy dolor, desesperanza y falta de confianza en todos aquellos que permiten, justifican o aprueban las ejecuciones.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de enero de 1993