Polémica en EE UU sobre las mamografías a los 40 años

Durante una década, mujeres de 40 años han estado oyendo que las mamografías periódicas podían salvarles la vida mediante la detección precoz de cánceres de pecho. Pero los expertos se preguntan cada vez más si ese consejo es un error para mujeres tan jóvenes.El Instituto Nacional del Cáncer y la Sociedad Americana de Cáncer han celebrado por separado reuniones para reexaminar ese consejo. Y Anales de Medicina Interna, el periódico del Colegio Americano de Médicos, dice en un editorial que la recomendación podría ser abandonada para mujeres de esa edad.

Quienes critican la recomendación aclaran que no se trata de que haya un especial riesgo por las radiaciones, porque las dosis son relativamente bajas, pero, se manifiestan preocupados por el alto porcentaje de error en mamografías de mujeres jóvenes. Y también lo están por el coste de las pruebas y de las biopsias quirúrgicas de zonas no cancerosas.

Los especialistas son prácticamente unánimes al señalar que las mujeres deberían hacerse mamografías anuales tras cumplir los 50. Una serie de estudios ha mostrado fehacientemente, desde 1960, que esta prueba reduce la mortalidad en las mujeres mayores en un 30 ó 40%.

Pero el debate sobre si las más jóvenes tendrían que hacerse mamografías se extiende desde 1970, sin haber llegado a una evidencia de que el procedimiento médico salve sus vidas, acaso porque resulta dificil encontrar cánceres en la densidad del tejido mamario de las mujeres jóvenes.

Según los especialistas, la razón de que se hay a aceptado que ese tipo de pruebas era eficaz radica en que el Instituto Nacional del Cáncer y la Sociedad Americana del Cáncer han auspiciado publicaciones que recomendaban a las mujeres de 40 años hacerse mamografías anual o bianualmente.

De hecho, dice el doctor Larry Kessler, jefe de investigaciones aplicadas en el Instituto Nacional del Cáncer, las mujeres de 40 años se hacen más mamografías regulares que las más mayores. Un 40% de las mujeres de esa edad se las han hecho, con un coste de entre 50 y 100 dólares (entre 5.000 y 10. 000 pesetas). En cambio, de las mujeres de 50 años, el porcentaje es sólo del .35%; de 60 años, un 27%; y de 70 años, menos de un 20%.

La última revista del instituto revela que dos amplios estudios -en Canadá y en Suecia- no han logrado aportar pruebas incontestable de que los mamogramas ayuden a las mujeres de 40 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 03 de enero de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50