Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Matilde Fernández alaba la ética de Guerra y opina que Barbero "se pasó"

La ministra de Asuntos Sociales, Matilde Fernández, afirmó ayer que el magistrado del Tribunal Supremo, Marino Barbero, instructor del caso Filesa y que ha ordenado tres veces el registro de la sede central del PSOE, "se ha pasado", aunque matizó que esa opinión no se basa en conocimientos jurídicos, y elogió la ética de Guerra.

"Ya ha habido muchos expertos en derecho que han comentado acerca de los procedimientos un tanto irregulares, que descolocan a personas y a grupos, en este caso a nuestro partido", añadió Fernández a la cadena SER, en sintonía con las declaraciones efectuadas hace unos días por la ministra portavoz, Rosa Conde. Matilde Fernández reconoció que los casos de corrupción dejan "descolocados" a los socialistas en general, y advirtió que se confunden quienes, desde dentro del PSOE, aseguran que esos temas sólo afectan a la dirección del partido.

"Una cosa es decir: a ver si este señor ha pagado a Hacienda. A ése, si es socialista, que le investiguen, y, desde luego, que se sepa'. Todos sabemos que a un conservador, por cometer una irregularidad, ni le perjudica electoralmente, ni le condenan. Es como si la sociedad esperase de un conservador que no juegue con unos principios éticos, determinados. A nosotros no nos lo perdonan", explicó.

"Por eso me parece tan tonto que, a lo mejor, un socialista diga, cuando alguien desde fuera nos agrede: '¡Atención, esto no va conmigo!'. Va con nosotros porque van a por nosotros", concluyó al respecto. La ministra cree que, "sin duda", Alfonso Guerra sigue siendo el portavoz de la ética dentro del PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de enero de 1993