El día de la Constitucion se convirtió en un alegato contra el racismo

El acto conmemorativo del 14 aniversario de la Constitución, que se celebró ayer en Leganés, se convirtió en una declaración contra el racismo y en favor de la integración. El guineano Umberto Riochi, la coreana Zim You y Marta, una niña minusválida de 11 años (en la foto, junto al alcalde de Leganés, José Luis Pérez Ráez, que les observa a la izquierda) fueron elegidos para izar la bandera de España en la Casa Consistorial. Representaban a los 1.500 inmigrantes que residen en esta localidad de 171.000 habitantes. El alcalde destacó que Leganés ha demostrado su capacidad de integrar a personas de otras comunidades y que ahora debe continuar demostrando que "la ciudad es de todos".You y Riochi aseguraron que en los años que llevan en el municipio, cuatro y dos, respectivamente, no han sido víctimas de ataques racistas, aunque ha habido "pequeños conatos" por culpa del color de su piel, reconoció Riochi. El miércoles llegarán a Leganés 120 refugiados ex yugoslavos para pasar seis meses en un colegio de la localidad.

Por otra parte, el presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, celebró el día de la Constitución en las localidades de Parla y Getafe. Leguina comenzó la visita por la zona sur de Madrid, en concreto en Getafe, con la inauguración de un parque, al que se le ha puesto por nombre Castilla-La Mancha debido a la gran representación vecinal que tiene esta región en la ciudad, informa Luis F. Durán.

Leguina se trasladó posteriormente a Parla, donde inauguró el nuevo Ayuntamiento. Tras el acto, Leguina hizo hincapié en la solidaridad y esfuerzo que se debe hacer en un periodo de crisis económica. No obstante, el presidente Leguina se comprometió a hacer un esfuerzo en favor de la reindustrialización del sur, el más azotado por la crisis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de diciembre de 1992.