Un centenar de guardias, toma un pueblo de Cáceres 'sublevado' contra una presa

Un centenar de miembros de la Guardia Civil controla desde el martes Garganta la Olla (Cáceres), pueblo que se opone a la construcción por parte de la Junta de Extremadura de una presa en el paraje de Las Majadillas. Según los vecinos, la presa arruinaría a muchos habitantes y, además, hay irregularidades en el proyecto.Ayer, los habitantes de Garganta la Olla impidieron -según Antonio Gómez, miembro de la plataforma ciudadana- que los trabajadores de Dragados y Construcciones accedieran a Las Majadillas. Unos 200 efectivos de la Guardia Civil, según Gómez, habían pasado la noche "vigilando como si esto fuese Sarajevo". Al mediodía se produjeron varios incidentes y fue detenido José Pérez, por rodar en vídeo los hechos. Los primeros incidentes se produjeron el martes. Los vecinos trataron de impedir que las máquinas accedieran a las Majadillas, para comenzar el embalse que, con capacidad para un millón y medio de metros cúbicos, abastecerá en su día a la vecina localidad de Jaraiz de la Vera. En la finca llegaron unos 400 guardias civiles, según los vecinos, y 70,según fuentes gubernativas. Poco después se produjeron varias cargas y disparos de botes de humo. Al cierre de esta edición un grupo de vecinos permanecía acampado en las inmediaciones de la Majadilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de noviembre de 1992.

Lo más visto en...

Top 50