Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benegas, Galeote y el secretario de Guerra son los responsables del folleto del PSOE

El secretario de organización del PSOE, Txiki Benegas; el diputado Guillermo Galeote, y el secretario particular de Alfonso, Guerra, Rafael Delgado, Fali, son los principales responsables del cartel y del tebeo propagandístico con el que el PSOE ilustrará su campaña sobre los últimos 10 años de gobierno. Los dos primeros se han encargado del plano político, y el tercero, del diseño técnico. Desde el sector renovador del PSOE llovieron ayer las críticas al tebeo, al que se califica de "superficial" y frívolo". "Es la peor campaña diseñada desde 1977", dijo ayer un destacado renovador.

La ejecución del tebeo ha corrido a cargo de un equipo que ha coordinado Fali y que ha delegado las tareas técnicas a un grupo de escaso relieve dentro del PSOE. Todas las secretarías de la ejecutiva federal han facilitado el listado y la información de acciones del Gobierno que, posteriormente, fueron seleccionadas por este equipo y plasmadas en el tebeo.La identidad de los dibujantes del tebeo pretende ser un secreto celosamente guardado. "Hay que mantenerle en el anonimato por su seguridad personal", dijo un dirigente del PSOE, alegando que "si se conoce su identidad en el momento que vivimos, su carrera estará hundida, ya que todo el que colabora con este partido parece quedar proscrito".

En el dibujo del tebeo han trabajado tres ilustradores y un documentalista sobre unos textos proporcionado previamente por los políticos. Uno de ellos, autor a la vez del cartel, es Carlos Molinos.

Profesionales marginados

En esta campaña no han intervenido los profesionales tradicionales que han trabajado para el PSOE como Gabriel Giménez e Iñigo Larrazábal o el dibujante José Ramón Sánchez Sanz.

El esquema de funcionamiento es nuevo en el PSOE. Hasta la pasada campaña electoral de las municipales de mayo de 1991, el Comité Electoral del PSOE, que sigue presidiendo el vicesecretario general socialista, Alfonso Guerra, acompañado por Guillermo Galeote, Txiki Benegas y otros miembros de la cúpula socialista, delegaba las funciones técnicas en un equipo del partido integrado por profesionales. Figuraban en él Ignacio Varela, Teófilo Serrano, Juan Manuel Membrillera y Luis Pérez.

El conflicto interno en la Federación Socialista Madrileña (FSM), que enfrentó al presidente de Madrid, Joaquín Leguina, y al secretario general de la federación, Teófilo Serrano, con el presidente de la federación, el guerrista José Acosta, trajo como consecuencia la marginación del anterior equipo técnico, de campaña en el que estaba el propio Serrano.

En los sectores renovadores se vincula esta marginación del equipo tradicional "con el resultado fallido del diseño del tebeo y el cartel". Un profesional de este sector del PSOE señalaba ayer que "lo primero que tiene que tener un diseño es credibilidad y, si ésta no se consigue, el resultado ya es fallido".

De modo más preciso, manifestó que "más que un dibujo, lo que se ha hecho es una caricatura".

En opinión del sector renovador socialista, el resultado es "ligero, superficial y frívolo". "Y lo es porque se nota que detrás del dibujo no hay garra política sino más bien, desgana", añaden. "Se ha hecho la campaña más horrorosa desde las elecciones de 1977. Un dibujo de esas características se puede hacer para un público de 13 a 15 años, pero nunca para la población adulta", añadieron.

El Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) no repartirá, con toda probabilidad, este folleto con el argumento de que no aparece el anagrama de su partido y están pensando en elaborar otro diferente, informa .

Un día después de la presentación de la campaña, los responsables del PSOE no se sienten todavía desanimados por las críticas vertidas por los medios de comunicación y esperan a que transcurran unos días antes de emitir un juicio.

Por otro lado, el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, José Bono, y el eurodiputado Fernando Morán aseguraron ayer que no advertían ninguna marginación en el cartel de la campaña socialista. Según Bono, no es serio opinar sobre el futuro del país a partir del contenido de un tebeo. Bono, que apoyó las propuestas renovadoras de Serra, rechazó que el vicepresidente del Gobierno haya sido marginado en esta campana.

Morán admitió que la campaña del PSOE puede contener cierto grado de autocomplacencia, pero, según él, no es ninguna exageración sobre lo que ha hecho el PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de octubre de 1992

Más información

  • La dirección socialista oculta el nombre del dibujante para que no quede "proscrito"