Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indicios en Australia de una variedad de virus del sida no patógena

Un grupo de científicos australianos ha descubierto que cinco personas que fueron infectadas con el virus del sida (VIH) por transfusiones de sangre de un donante no han desarrollado ningún síntoma de la enfermedad entre siete y diez años después. Ésto sugiere que se trata de, alguna cepa viral no patógena. También se ha comprobado que el donante ha continuado siendo un portador asintomático del virus, según informan científicos de Sidney (Australia) el viernes, en la revista médica internacional Lancet.Este es el primer informe que sugiere que cepas no patógenas del VIH continúan siéndolo después de ser transmitidas a otros individuos, según los autores del descubrimiento. Pero no está claro si el donante o los receptores desarrollarán el sida porque el tiempo de progresión desde la infección hasta la manifestación de la enfermedad es muy variable.

Es también el primer caso que se conoce de transmisión de sangre, o productos sanguíneos, procedentes de un solo donante que infecta a un grupo de receptores y todos permanecen sin síntomas. Asimismo, permanecen normales los resultados de los análisis de funciones inmunológicas, como el recuento de células CD-4, cuyo número en la sangre cae drásticamente en los casos de sida. Ni el donante ni los receptores han tomado AZT u otros medicamentos retrovirales. Los científicos australianos afirman que han dado a conocer el fenómeno para estimular la búsqueda de casos similares, lo que podría ser importante para desarrollar vacunas contra el sida.Situación inusual

James Currant, responsable del sida en los centros federales para el control de las enfermedades de Atlanta (EE UU), ha explicado que el inusual largo periodo de estos receptores de las transfusiones sin tener síntomas de sida es contrario al modelo habitual de desarrollo de la enfermedad; normalmente, es más corto el tiempo desde la infección hasta los síntomas del sida en personas que adquieren el virus por transfusiones que en quienes se infectan por contacto sexual.

Los cinco extraños casos de Australia han sido detectados entre 118 personas que han adquirido el virus por transfusiones u otros productos sanguíneos.

El origen es un homosexual que tenía alrededor de 23 años en 1982-83, cuando se calcula que donó sangre contaminada. Fue detectado como portador del virus en 1984. Desde 1977 hasta 1984 donó sangre 26 veces, que habrían recibido en total unas cien personas.

Se conocían ya algunos casos en el mundo de personas infectadas que permanecían asintomáticas durante mucho tiempo, pero los científicos no saben si esos casos de infección, aparentemente benignos, se deben a alguna caracteristica propia del individuo, al virus o a algún otro factor desconocido. ,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de octubre de 1992