Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chus Gutiérrez se presenta con su autobiografía neoyorkina

La directora debutante Chus Gutierrez y la actriz Iciar Bollain, acompanada por Fernando Trueba y Emilio Martínez Lázaro -que en esta ocasión han ejercido sólo el papel de productores- presentaron en la noche del sábado la única película española que participa en la sección Opera prima del certamen donostiarra. El título de este filme, Sublet (Realquiler) puede servir desgraciadamente de metáfora de la situación de nuestro cine incluso en este mismo festival donostiarra, en el que está como realquilado, dada la escasa presencia de la cinematografía española actual en las secciones de esta 40ª edición.

Historia atípica

Y curiosamente, la película Sublet cuenta una historia atípica en el cine español, porque la acción transcurre en la ciudad de Nueva York, en concreto en el barrio de la cocina del infierno donde los caseros imponen su propia ley a los inquilinos.

Para su directora, Chus Gutiérrez, "es una película sin género, muy sencilla, con la que no he pretendido contar nada trascendental. Me ha interesado simplemente narrar la sensación que viví durante mi estancia en esta ciudad. Sé que puede mosquear al público el que no haya hecho una narración rápida y efectista, sino el día a día de una mujer sola en aquella gran urbe donde las cucarachas entran pero no pueden salir".

La directora, de 29 años, estuvo en Nueva York desde 1983 a 1987. Luego volvió a España donde se dio a conocer como integrante del grupo musical Las Xoxonees, aunque afirma que su verdadera pasión fue y es el cine. Siete cortometrajes le han dado la suficiente locura como para atreverse a rodar su primer largo. "Fernando Trueba y Emilio Martínez Lázaro confiaron en mí y, hace año y medio, durante cinco semanas estuvimos rodando, sin descansar un solo día, Sublet en Nueva York".

La protagonista de este ejercicio de memoria personal es Iciar Bollain para quien la experiencia del rodaje ha sido la más importante de su carrera. "He aprendido tanto interpretando esa chica española que se encuentra sola en Nueva York que me siento como si hubiera terminado de hacer la mili y me hubiera licenciado".

Sublet no es una versión femenina de aquella La línea del cielo que realizó a mitad de los años ochenta otro cineasta, Fernando Colomo, ofreciendo su visión de la vida de un español en Nueva York. "No es una película feminista sino, insisto, el intento de comprobar si es posible contar algo sin tener una historia cerrada y llena de artificios cinematográficos", afirma Chus Gutiérrez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de septiembre de 1992