Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Reina Sofía suspende la exposición de Antonio López y le pide que reflexione

Los artistas figurativos aplauden y califican de 'digno' el plante del artista

La dirección del museo Reina Sofía ha decidido suspender la exposición antológica de Antonio López, prevista para el próximo 27 de octubre, ante la negativa del pintor a que ésta se realice. Los responsables del museo han renunciado a hacer valer sus posibles derechos legales frente al plante del pintor. Éste protestaba así por la exclusión de la corriente realista en la colección permanente abierta ayer al público. En una carta manuscrita, encabezada con un "Querida María" López hizo llegar ayer por la mañana a la directora del museo, María Corral, la explicación de las razones que le han llevado a tomar esta decisión, calificada de "gesto honrado y digno" por los artistas figurativos consultados por este periódico.

MÁS INFORMACIÓN

Antonio López hizo llegar su renuncia a la exposición antológica a través de una carta manuscrita entregada a María Corral, directora del Reina Soria, a primera hora de la mañana de ayer. El texto de López sobre la decisión dada a conocer ayer por este diario fue respondido a través de un comunicado difundido a todos los medios por María Corral, directora del Reina Sofía. En ese comunicado se dice que tanto el museo como la directora lamentan profundamente la decisión del artista manchego. Sobre todo, porque impedirá al público contemplar una selección de pinturas, dibujos y esculturas que era ampliamente esperada. En ella lleva trabajando desde hace 20 meses un equipo de cuatro conservadores del museo con el que han colaborado propietarios de obras repartidos por seis países. Es de lamentar que este esfuerzo haya sido en vano, así como el gasto de más de 20 millones de pesetas ya desembolsados en los preparativos de la exposición".El escrito de María Corral añade que "ni Antonio López García, ni el realismo, ni ningún artista o corriente han sido excluidos de la colección del MNCARS, que está abierta a nuevas incorporaciones y desarrollos, según se ha dicho retiradas veces desde un principio. La programación de exposiciones del museo es el mejor exponente de esta voluntad integra dora". "En cualquier caso" -concluye el escrito-, "pese a los perjuicios causados, e MNCARS respeta la decisión del artista de no exhibir su obra en las salas del museo y desearía que Antonio López García reconsiderase su postura y la exposición se realizase en las fechas previstas".

Un alivio

Sin embargo, nada parece indicar que el pintor pueda reconsiderar su actitud. Aliviado por el peso que se había quitado de encima, después de varios días atormentado por la necesidad de tomar una decisión, López dijo ayer a este periódico qué, al menos por el momento, no se plantea el hacer la exposición en cualquier otro lugar. "Hasta que no pasen varios meses, no quiero ni oir hablar de ello".Entre los artistas que trabajan dentro de la corriente figurativa la decisión de López fue cálidamente aplaudida. El escultor Julio López Hernández dijo ayer que el gesto de Antonio López es un gesto de honradez, plenitud y pureza. "Un ejemplo de como deben responder los hombres cuando se les hiere de una manera violenta e injusta. La colección que ha presentado el Reina Sofía conculca los derechos de los artistas y del público. No se puede ocultar el realismo, una corriente enraizada desde hace siglos en la tradición artística española y suprimir obra de gente como Julio Antonio, Victorio Macho o Mateo Hernández. A María Corral le ha fallado el concepto porque es una persona capaz de organizar exposiciones brillantes, pero carente de condiciones para hacer una colección permanente".

Esta misma opinión fue compartida por el también escultor y hermano del anterior, Francisco López Hernández, para quien la decisión de Antonio López es "coherente y digna con el planteamiento del arte". Isabel Quintanilla, una pintora exponente también del movimiento realista, dijo que López "ha hecho lo que tenía que hacer". Con respecto a la colección permanente, Quintanilla la calificó de "refrito que yo no entiendo artísticamente" y dijo que obedecía a un "criterio personal o político".

El pintor abstracto Lucio Muñoz, cuya obra sí está presente en la colección permanente, lamentó la ausencia de los figurativos y añadió que todo lo que está expuesto, está bien, salvo Pancho Cossío y Caneja, dos artistas de los que, en su opinión, se ha escogido lo peor de su obra. Por su parte, Agustín Ibarrola hizo hincapié en la tendencia a sustituir los valores nacionales e individuales "por demasiados valores característicos de los norteamericanos". Para el pintor vasco, en el Reina Sofía faltan muchos autores. "Me gustaría que al Reina Sofía se venga a ver un museo vinculado con la realidad creativa de los pueblos de España. Lo que sucede es que aquí nos hemos acostumbrado a admitir como normal la larga marginación de tantos artistas fundamentales para comprender nuestra cultura estética".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de septiembre de 1992