REFORMA DE LA PLAZA DE ORIENTE

La plaza aún puede esconder más sorpresas

Un equipo de arqueólogos de la Universidad Autónoma de Madrid, dirigido por los profesores José Sánchez Meseguer y Manuel Retuerce, busca bajo la plaza de Oriente una parte del pasado de la ciudad. ¿Qué restos históricos se ocultan en sus entrañas? Hasta que no concluyan las excavaciones no se sabrá a ciencia cierta. Sin embargo, en el espacio comprendido entre la fachada del Palacio Real que da a la calle de Bailén y el Teatro de la ópera parece localizarse el mayor yacimiento arqueológico de Madrid. Al menos, a la vista de la polémica suscitada. Bajo la plaza de Oriente se ha dicho que están situados los restos de la antigua muralla y del alcázar árabes, de la iglesia de San Juan (con los restos de Velázquez) y de los Caños del Peral, un acuífero que tradicionalmente ha surtido de agua a la zona centro de la capital.En fuentes autonómicas se recuerda que en 1925, durante las obras de construcción del ramal de metro ópera-Norte (Príncipe Pío), que atraviesa la plaza a más de 15 metros de profundidad, los trabajadores, según las crónicas de la época, encontraron los restos del antiguo alcázar de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 15 de julio de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50