Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las multas descendieron el lunes a la mitad de lo habitual

La Policía Municipal denunció el pasado lunes, día en que entró en vigor el nuevo código de circulación y las multas del Ayuntamiento de Madrid, 1492 infraciones, cuando el promedio habitual es de 3.500 o 3.700 denuncias. Fuentes municipales señalaron que las sanciones por no llevar el cinturón de seguridad se impusieron a aquellos automovilistas que habían cometido otra infracción, pero que no se ha vigilado sistemáticamente.No hay que achacar a una supuesta desobediencia civil del concejal de Seguridad, Carlos el descenso del número de multas. Lo que sucedió el lunes es que hubo un tráfico infernal. La Policía Municipal explica que los agentes tuvieron bastante tarea sólo con hacer que los coches se movieran. Debieron de suplir los semáforos estropeados y asistir a los puntos donde se produjeron accidentes. La mayoría de las 1492 multas fueron impuestas a los vehículos mal estacionados.

El concejal de Seguridad reiteró ayer, en cuanto a la vigilancia del uso del cinturón de seguridad, que sus agentes tienen otras prioridades en una cuidad como Madrid: "Resulta que 4.000 agentes tienen que vigilar a un millón de automovilistas. No somos Supermán".

La sección sindical del sindicato UGT en el Ayuntamiento calificó ayer como "irresponsabilidad política" la actitud del concejal en cuanto a los cinturones de seguridad. UGT considera que no es competencia de los agentes de la policía ni de los concejales cuestionar "las normas aprobadas democráticamente, según los procedimientos establecidos en la Constitución".

Carlos López Collado se extrañó ayer de que UGT valore esta norma por su aprobación democrática: "Es un reglamento que no ha sido debatido, sino que sale de las cloacas de la burocracia". La acusación de irresponsabilidad le parece excesiva, ya que es consciente, afirma, de que el cinturón puede salvar la vida en algunos accidentes (en uno de cada tres, según las estadísticas). El concejal quiere zanjar este debate con una reflexión: "El uso del cinturón es una norma de autoprotección, lo que es necesaria es una campaña que implante la cultura del cinturón de seguridad".

Mientras tanto, los vehículos circularon ayer "excepcionalmente bien", según la policía municipal en la hora punta de la mañana. La saturación (vehículos parados) fue del 84%, mientras que la intensidad (porcentaje de vehículos en movimiento) fue del, 92%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de junio de 1992