Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe González piensa en un ex ministro para Exteriores

El presidente del Gobierno, Felipe González, comunicó a personas de su entorno antes de salir de viaje oficial a Bolivia y Río de Janeiro que pensaba en un ex ministro para sustituir al titular de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez. El Gobierno, en ausencia de González, debatió en su reunión del pasado viernes largamente sobre la idoneidad de comunicar o no a la opinión pública el próximo relevo de Fernández Ordófiez. La decisión fue la de hacerlo público dada la persistencia del ministro en abandonar el puesto, pese a la "resistencia" del presidente del Gobierno.Según fuentes gubernamentales, González tendrá muy en cuenta para tomar una decisión que el puesto es para un año y que él personalmente llevará todo lo referente a la unión europea.

Las hipótesis que hasta ahora se han barajado desde distintos ámbitos socialistas se han descartado por las escasas personas que tienen conocimiento directo de las previsiones que hizo el presidente del Gobierno antes de salir de viaje oficial hacia Bolivia y Río de Janeiro. No se concede posibilidad alguna al actual secretario de Estado para las Comunidades Europeas, Carlos Westendorp, que ayer mismo, en declaraciones a la cadena SER, todavía confiaba en que el ministro Fernández Ordóñez reconsiderara su decisión y no daba crédito a que pudiera ser el sustituto.

En la misma línea, las personas del entorno del presidente rechazaron enfáticamente que el ministro de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga, pudiera sustituir a Fernández Ordóñez. Estas mismas fuentes no dudaron en atribuir a algún "sector" del Gobierno la tesis de que pudiera sustituir al titular de Exteriores con el objetivo de apartarle de la poderosa cartera de Economía y Hacienda.

En este mismo sentido también se excluía que el ministro de Educación, Javier Solana, pudiera cambiar de responsabilidad, a pesar de ser una de las figuras citadas con más reiteración.

Las fuentes informantes, al excluir cambios de departamento en el actual Gabinete, sólo matizaron que desconocían si el presidente del Gobierno, Felipe González, hubiera podido cambiar de opinión en esta semana que permanece fuera de España para decir a continuación que sería una sorpresa, ya que su idea era la de mantener el actual Gabinete tal y como está.

El presidente del Gobierno pretende, sobre todo, no alterar el funcionamiento del actual Gobierno, respecto al que está muy satisfecho, según manifiesta con reiteración en los últimos meses. La idea de que un ex ministro asuma la cartera de Asuntos Exteriores tiene que ver con su interés de que el nuevo titular de ese departamento se incorpore con normalidad a las tareas de Gobierno y tenga experiencia en el trabajo del Consejo de Ministros.

El presidente del Gobierno ha manifestado en conversaciones informales que en los últimos meses todos y cada uno de los miembros de su Gabinete han asumido el proyecto de convergencia con Europa y participan del debate político general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de junio de 1992