Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

Paleocatolicismo y santos ultrarrápidos

Tenemos los santos que merecemos. Una época que ha inventado los pañuelos de papel y la comida rápida hereda lógicamente santos ultrarrápidos.El estajanovismo wojtyliano en materia de santificaciones conviene a las sociedades denominadas posindustriales, en las que el acceso al mercado de masas depende con mucho del efecto de la publicidad.

Los constructores de automóviles, por ejemplo, conocen bien la obligación que les impulsa a multiplicar los modelos y a reducir los tiempos de concepción. Pero es por otras razones por las que el Opus Dei, ornado con la aureola por el Papa, merece este término contemporáneo. Por ejemplo, sus métodos son estructuralmente idénticos -aislamiento social, presiones psicológicas, chantaje afectivo, culto frenético al jefe- a los de innumerables sectas. ( ... )

Por otra parte, Escrivá ha sabido renovar la noción protestante de santidad en el mundo -el culto actual al profesionalismo tiene lejanas resonancias- y ponerla al servicio de un ultramontanismo de tomo y lomo. La extraña verdad es que existe un yuppy que descansa bajo las amplias y antiguas sotanas del santo fundador. ( ... ) Se entiende que el Papa actual se sienta reconocido en la máquina de guerra del aragonés astuto y megalómano: comparten la misma ambición de poner a los ciudadanos más contemporáneos al servicio de un ideal inmutable.(...)

, 18 de mayo

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 1992