La OCU critica el acuerdo para que las cajas cierren el sábado y abran la tarde del jueves

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que agrupa a 250.000 afiliados en todo el país, cree que los usuarios "saldrán perjudicados" con el acuerdo alcanzado para que las cajas de ahorro permanezcan cerradas los sábados a partir de octubre. Sindicatos y patronal firmaron ayer el convenio colectivo para el trienio 1991-1995, que prevé el cierre de oficinas el sábado y, a cambio, la apertura en la tarde de los jueves de 16.30 a 20.00. Las cajas no abren los sábados en verano; así, las oficinas permanecerán cerradas ese día a partir de junio.

El coordinador técnico de la OCU, Jorge Caminero, afirmó que con este cambio "muchos usuarios se verán obligados a pedir permisos laborales, sobre todo quienes hacen horario partido". Caminero expresó sus temores a que la banca llegue a un pacto similar.

El acuerdo para cerrar los sábados afecta a 75.000 empleados y fue firmado ayer en nombre de las cajas por la Asociación de las Cajas de Ahorro para las Relaciones Laborales (ACARL) y los sindicatos CC OO, de Estalvis de Catalunya y UGT. Las cajas afirman que su clientela saldrá beneficiada. "Toda la red estará abierta los jueves por tarde, mientras que ahora abren, los sábados un 40% de las oficinas", dice el secretario general de ACARL, Ricardo Prada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de abril de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50