Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mirada lúcida de unos ojos enfermos

El escritor Ernesto Sábato mostrará en Madrid 30 de sus pinturas 'sobrenaturalistas'

Los ojos enfermos y ulcerados de Ernesto Sábato le impiden concentrarse sin dolor en la letra pequeña de la escritura o la lectura. Pero aún le sirven para contar historias con el lienzo . y los pinceles. El escritor argentino exhibirá en Madrid 30 de las pinturas que él llama sobrenaturalistas, en una muestra a cuya inauguración tiene previsto acudir y que podrá verse del 8 al 26 de abril en el Centro Cultural de la Villa de Madrid. Sábato, de 81 años, que abandonó su carrera científica hace mas de medio siglo para dedicarse a la literatura, se ha volcado con intensidad en la pintura desde que, hace 15 años, el mal de su vista le apartó de la palabra escrita. Según una persona muy cercana al escritor, Sábato se encuentra "muy feliz" con su actividad pictórica.La pintura de Sábato pertenece a ese mismo mundo suyo que va "del caos al cosmos", y guarda una extraña armonía con su literatura. Él considera que los cuadros que van a exponerse en Madrid se distinguen de su obra anterior en que abandona toda referencia al mundo natural, aunque en sus cuadros se encuentren algunas frutas, "que es lo más natural que existe, pero que en rigor son tan poco naturales como las otras, visiones de mi inconsciencia". El Sábato pintor ha sido definido por la surrealista Nelly Kaplan como "uno de los grandes alucinados de la pintura".

Galardonado con el Premio Cervantes en 1985, Sábato es autor de una obra legendaria, aunque de escasos títulos: Uno y el universo, El túnel, Abaddón el exterminador, Sobre héroes y tumbas... Perfeccionista hasta la obsesión, ha destruido antes de ser publicadas miles de cuartillas e incluso novelas completas salidas de su pluma.

En 1983, el Gobierno argentino nombró al escritor presidente de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep). Al frente de la Conadep, Sábato fue el encargado de coordinar la comisión que realizó un informe -conocido como el Informe Sábato- sobre los crímenes cometidos en Argentina por la última dictadura militar. En la actualidad dicta una suerte de memorias, cuyo título provisional es Deténte, oh tiempo.

Los cuadros del escritor argentino serán expuestos después de Madrid en La Gallerie de París, ciudad en cuyo centro Pompidou ya fue mostrada en 1989 una antología de 10 de sus cuadros. Aunque algunas entidades de Barcelona o Alemania han mostrado su interés por mostrar esta última colección, Sábato ha declinado la oferta por encontrarse muy cansado.

"La pintura fue mi primera pasión, desde la niñez, cuando aún no sabía leer ni escribir", escribe Sábato en unas Palabras justificativas que abren el catálogo. "Durante el casi medio siglo que dediqué a los libros, siempre sentí la dolorosa nostalgia por aquella primera vocación, y no podía entrar al atelier de un amigo sin empezar a sentir una penetrante tristeza ( ... ) Ese sentimiento se acentuó en París, antes de la Segunda Guerra, cuando trabajaba en el laboratorio Curie e iba a reunirme con los surrealistas, como si una buena y honesta ama de casa se entregara de noche a la prostitución".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de marzo de 1992