Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arcipreste de Irún revela que comunicó al vicario Pagola la ocultacion de dos etarras

José Ramón Treviño, arcipreste de Irún, encarcelado por esconder en su iglesia el pasado 27 de febrero a dos miembros del comando Mugarri de ETA tras un atentado en Santander que costó la vida a tres transeúntes, reveló al día siguiente, según declaró ante la Guardia Civil, todo lo sucedido al vicario general de San Sebastián, José Antonio Pagola. Éste tomó "anotaciones" para redactar un informe sobre lo sucedido y elevarlo al obispo, José María Setién. EL PAÍS recabó ayer, sin éxito, la versión de Pagola y Setién. Treviño afirmó que tal información no la dio bajo secreto de confesión y que no tuvo respuesta de sus superiores, quienes tampoco informaron del hecho a las autoridades judiciales ni policiales.

José Ramón Treviño, arcipreste de Irún, detenido tras declarar dos presuntos miembros del comando Mugarri, Ignacio Rekarte y Angel Luis Galarza, que les permitió pernoctar en la iglesia del pueblo el pasado 27 de febrero después de cometer un atentado en Santander que costó la vida a tres personas, sintió esa noche una gran preocupación por la "gravedad" de lo sucedido, según declaró a la Guardia Civil.Esto le llevó a tomar la decisión de aprovechar la reunión, que se producía al día siguiente, de la Permanente del Consejo Pastoral, que preside el obispo de San Sebastián, José María Setién, para contar todo lo ocurrido a sus superiores a fin de "aliviar su carga" y dejar patente su "no vinculación a ETA" y "su no adhesión a la violencia". Treviño se entrevistó con el vicario general de San Sebastián, José Antonio Pagola, "a quien explica todos los detalles".

Sin secreto de confesión

El cuñado de José Ramón Treviño (a la derecha) y el abogado Joaquín Ruiz-Giménez Aguilar.

El arcipreste de Irún precisó en su declaración ante la Guardia Civil, según confirman diversas fuentes conocedoras de dichas diligencias en poder de la Audiencia Nacional, que tal revelación "no la hizo bajo secreto de confesión". Pagola, siempre según Treviño, tras oír el relato del cura, decidió que era conveniente realizar un informe por escrito sobre lo sucedido para elevarlo al obispo Setién. Pagola tomó Ias anotaciones pertinentes" del relato de Treviño con el fin de redactar el informe para el obispo.

Treviño, según declaró ante la Guardia Civil, nunca obtuvo una respuesta de sus superiores sobre su colaboración con miembros de ETA. Esta actividad delictiva de Treviño no fue puesta en conocimiento de los responsables de la lucha antiterrorista por las autoridades eclesiásticas, según fuentes de la investigación. Estas mismas fuentes informaron que no se descartaba que el juez citara a declarar sobre estos hechos a Pagola. El informativo de TVE extendía anoche tal posibilidad al propio obispo de San Sebastián. La ley de Enjuiciamiento Criminal, tras su reforma en 1991, exime a "los altos dignatarios de las confesiones religiosas con notorio arraigo" de concurrir al llamamiento del juez, pero no de declarar, hecho que puede producirse en su domicilio.

Treviño declaró que informó a sus superiores "para compartir con ellos el hecho, aliviar su carga", y en previsión de que, si algún día se difundía este suceso, dejar constancia de su "no vinculación específicavirtió que sus estancias coincidían con atentados de ETA.

Treviño ingresó ayer en prisión incondicional por orden del juez central Ismael Moreno, como presunto autor de un delito de colaboración con ETA. El sacerdote confesó ante el juez haber dado refugio a Rekarte y Galarza. El sacerdote, cuyo abogado es Joaquín Ruiz Giménez Aguilar, reconoció también que frecuentaba su parroquia Paterra, aunque negó haberle visto desde hace diez años, informa . Treviño "sabía quienes eran" Rekarte y Galarza "y de dónde venían", según testigos.

Un cuñado del arcipreste detenido afirmó que Joserra iba a la cárcel "por hacer el bien" y porque "tiene un maestro al que seguir, que también pasó por la cárcel".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de marzo de 1992

Más información

  • Treviño declara que no tuvo respuesta del informe preparado para el obispo Setién