Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RELIGIÓN

Alumnos de facultades de la Iglesia piden que se aplace la beatificación de Escrivá

Los estudiantes de las facultades eclesiásticas de Filosofía y de Teología de Cataluña han enviado una carta al Vaticano y a los 10 obispos catalanes en la que piden que "se aplace sin fecha" la beatificación de José María Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, que está prevista para el próximo 17 de mayo. Los alumnos -colectivo formado por seminaristas, religiosos y laicos- solicitan que se "realice una revisión crítica" del proceso, en el que consideran que ha habido "importantes irregularidades".

"Quienes testimoniaban a favor de la causa [beatificación] han sido debidamente atendidos, mientras que han quedado marginados aquellos que podían testimoniar en contra, cosa inadmisible en un proceso de beatificación que, como todos, afecta a toda la Iglesia universal", indica la carta. El contenido de ésta fue aprobado en una asamblea realizada ayer en el Seminario de Barcelona por 67 votos a favor, 15 en contra y 9 abstenciones.Los alumnos denuncian asimismo la "prisa desmesurada" con que se ha realizado el proceso, algo que ha sorprendido también al cardenal Vicente Enrique Tarancón, presidente de la Conferencia Episcopal Española durante la transición política. "No estamos acostumbrados a ver tanta celeridad en otras causas de beatificación, como la de Juan XXIII", dijo Tarancón en julio de 1991.

"Nos gustaría", afirman los estudiantes, "que este proceso fuera llevado con la serenidad, exhaustividad, espíritu crítico y prudencia que debería caracterizar un verdadero proceso de beatificación". Los responsables de éste han carecido "de espíritu crítico", señalan los estudiantes, que denuncian que la figura conocida popularmente como abogado del diablo "prácticamente ha brillado por su ausencia, mientras que personas vinculadas al Opus Dei han intervenidocon excesivo protagonismo en la causa".

Los estudiantes expresan también "su sospecha" sobre la validez "espiritual y jurídica" del proceso de beatificación y sus dudas de que el conjunto de nuestra sociedad pueda encontrar en la figura de monseñor Escrivá una transparencia del estilo de Jesús de Nazaret".

La carta indica implícitamente que el Opus Dei parece estar más preocupado por tener "una relevancia pública" e "influencia interna" en el seno de la Iglesia que por ser fiel al Evangelio, y reclama a la curia de Roma que escuche la voz de quienes critican el proceso de beatificación porque, de lo contrario, "será muy grave para la Iglesia del futuro y para la credibilidad de la fe de los cristianos".

"Somos conscientes", finalizan, "de que una petición como la que realizamos puede generar cierta conflictividad dentro de la Iglesia. Queremos dejar claro que no buscamos crear conflictos estériles ni enfrentar a unos grupos contra otros". "No queremos el conflicto, pero el miedo al conflicto no nos impide hacer nuestra (honesta) petición", concluyen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de marzo de 1992