Un cuarto de millón de españoles padece de columna o articulaciones

Durante 1990 fueron atendidos en España 225.000 pacientes por problemas de columna o articulaciones, según las últimas estadísticas clínicas. Aproximadamente la mitad de ellos (119.000) tuvieron que cesar temporalmente en su actividad laboral.En el caso concreto de la columna, de cada 1.000 consultas anuales, 70 son de lumbalgias. El 90% de éstas son atendidas por el médico general y sólo el 10% restante requiere un especialista. De estas consultas, dos acaban en cirugía de columna lumbar a causa de una hernia discal, según explica el especialista Pedro Guillén.

Cuando el paciente presenta hernia discal o contenida, el tratamiento más frecuente puede ser la utilización de una técnica semi-invasiva a base de láser.

En el pasado, muchos atletas y jugadores de fútbol o baloncesto tenían que abandonar su pasión deportiva por una lesión en la rodilla y la columna. Hoy, estos padecimientos no sólo son curables, sino que al enfermo puede regresar a su casa a las pocas horas de una intervención gracias a la utilización quirúrgica del láser.

De las 15 operaciones realizadas en 1978, fecha en que se inició la cirugía artroscopia, se ha pasado a más de 8.006 intervenciones anuales. Los especialistas aseguran que la ventaja en la operación de menisco con láser es su utilización en medio líquido o en medio gaseoso, ya que lo desintegra y destruye con el sólo contacto y además el lecho donde estaba el menisco no sangra, pues coagula a la vez, evitando hemorragias posteriores.

Escoliosis

Las estadísticas revelan que la incidencia poblacional de la escoliosis (desviación de columna) oscila entre el 1% y el 4%, respondiendo estas cifras a la posibilidad de tener algún grado de deformidad en la columna, aunque no todos los pacientes necesitan someterse a algún tipo de tratamiento.

Existe un esquema orientador a la hora de aplicar el tratamiento más correcto, de acuerdo a los grados de desviación que presente la Columna. Así, hasta los 30 grados se aconseja al paciente observación periódica y algún tipo de fisioterapia. Entre los 30 a 50 grados se suelen aplicar corsés ortopédicos, y con más de 50 grados se recurre definitivamente al tratamiento quirúrgico.

Los adolescentes, sobre todo niñas entre los 10 y los 14 años de edad, son los más afectados por este tipo de deformidad. En este sentido, los especialistas señalan que las revisiones escolares son útiles y de sencilla aplicación, permitiendo detectar con rapidez esta patología.

Aunque en un primer momento el paciente no siente dolor, directamente ligado a la escoliosis, éste puede aparecer más adelante. Esta es una de las causas por las que la persona afectada de escoliosis debe someterse a tratamiento médico, ya que en la mayoría de los casos la desviación puede producir más adelante serios problemas respiratorios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de febrero de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50