10.000 jóvenes cantaron 'Nunca jamás' al terrorismo

El concierto benéfico de anoche en Madrid se celebró entre fuertes medidas de seguridad

Cerca de 10.000 personas, jóvenes en su mayoría, abarrotaban anoche el Palacio de los Deportes de Madrid para asistir al concierto que, bajo el lema Nunca jamás, se llevó a cabo en favor de las víctimas del terrorismo. Tanto en el interior como en el exterior del recinto había fuertes medidas de seguridad.

El espectáculo, que comenzó a las 21 horas y finalizó pasada la medianoche, fue presentado por el locutor José Antonio Abellán, e intervinieron 16 grupos y cantantes nacionales.Un elevado número de policías nacionales acompañados de perros, miembros de Protección Civil, personal de seguridad del palacio y casi un centenar de jóvenes contratados por la organización del concierto controlaban todos los acceso al recinto. Por ellos pasaron más de 9.000 jóvenes de entre 15 y 20 años que deseaban asistir al espectáculo organizado en favor de las víctimas del terrorismo. También asistieron varias personas que han sido víctimas de atentados terroristas. Entre ellas, los componentes de la familia Villa, incluida Irene, la joven que perdió las dos piernas, y su madre, también mutilada tras la explosión de una bomba en el barrio de Aluche el pasado mes de octubre.

Aznar

Cerca de esta familia, en la zona reservada a los vips, se encontraban José María Aznar, el presidente del Partido Popular (PP), que presenció algo menos de una hora de concierto y Francisco Álvarez Cascos, secretario general del mismo partido.

Abajo, en las gradas, miles de jóvenes animados por Abellán gritaban entre actuación y actuación "no, nunca jamás". Pero la palabra ETA no se dejó oír entre los asistentes.

La totalidad de los jóvenes consultados, que en su mayoría acudieron al concierto en grandes grupos, aseguraron que habían ido al espectáculo para solidarizarse con las víctimas del terrorismo y no por los grupos que actuaban. La mayoría había tenido noticia del evento por la radio y los periódicos, y muchos de ellos confesaban que asistían impulsados por sus padres, quienes les habían comprado la entrada.

[De las 10.000 entradas puestas a la venta, 9.000 fueron adquiridas el pasado miércoles por la tarde, y el resto se vendieron en las taquillas del Palacio de Deportes ayer mismo, según informa Efe. La recaudación del recital ascendió a 20 millones de pesetas. TVE grabó el concierto y lo retransmitirá en diferido mañana por La 2.]

El veterano y reaparecido grupo Los Pekenikes fue el encargado de abrir el espectáculo. Tras ellos actuaron, interpretando un máximo de dos canciones por grupo, los conjuntos Cop de rock, Los Inhumanos, Los Elegantes, el grupo asturiano Los Berrones, Antonio Vega, Emilio Aragón, Greta y los Garbo... hasta un total de 16 artistas que participaron de manera completamente desinteresada.

Al final, con el grupo Complices en el escenario, subieron todos los artistas y entonaron a la vez la canción pacifista Verdad que sería estupendo?, que cuenta lo que sucedería si "las bombas fuesen un globo de chicle y los tanques una jarra grande de cerveza".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de febrero de 1992.