Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fran firmó contratos con el Deportivo y el Madrid asesorado por un diputado socialista

Fran, apodo futbolístico de Francisco Javier González, de 22 años, jugador del Deportivo de La Coruña hasta el 30 de junio, firmó la renovación de su contrato cuando ya se había comprometido con el Real Madrid. Fran fue asesorado por José Antonio Ventoso Mariño, diputado socialista del Parlamento de Galicia. César Augusto Lendoiro, presidente del Deportivo de La Coruña, catalogó el comportamiento del club madridista como "una auténtica vergüenza" al fichar al jugador cuando su contrato aún no había concluido y ocultándoselo a los dirigentes deportivistas.

Ramón Mendoza, presidente del Real Madrid, afirmó ayer que el precontrato firmado con Fran fue comunicado en su día a Lendoiro. El compromiso con Fran, según Mendoza, fue suscrito a finales de 1989.El Deportivo ha tenido conocimiento de la duplicidad de compromisos firmados por Fran cuando la Liga Profesional rechazó hace 10 días la renovación de su contrato por tres años más al estar apalabrado previamente con el Madrid.

El jugador deportivista, una de las máximas estrellas del fútbol gallego y pretendido desde hace tiempo por los equipos grandes del fútbol español, finaliza su contrato con el Deportivo el 30 de junio de este año. El club gallego negoció la renovación del contrato por ésta y tres temporadas más con una sustancial mejora en sus condiciones económicas al pasar sus ganancias de los cinco millones actuales por año a 35, 40, 45 y 50, respectivamente, en las próximas temporadas. Se incluye, además, una cláusula de rescisión de 500 millones de pesetas. El acuerdo, que influyó también para que se renovara el contrato a su hermano José Ramón, quien también juega en el Deportivo, fue firmado el pasado 5 de septiembre, según el club gallego.

La gerente del Deportivo, Berta Valés, depositó el pasado 24 de enero el nuevo contrato de, Fran en las oficinas de la Liga Profesional, pero se encontró con una inesperada sorpresa: la Liga lo rechazaba por existir en sus archivos un contrato del mismo jugador con el Real Madrid con fecha 10 de septiembre de 1991. Se trata de un documento privado, firmado por el presidente madridista, Ramón Mendoza, y el jugador, según el cual Fran se compromete con el club madridista a partir del 1 de julio de 1992 por 30 millones en cada uno de los cinco años siguientes. Este compromiso privado entre el Real Madrid y Fran se firmó en octubre de 1989, cuando el jugador tenía 19 años y el Deportivo figuraba en Segunda División.

El diputado socialista Ventoso Mariño, que actuó como asesor del jugador, se negó ayer a comentar la existencia de un supuesto documento en blanco que hizo firmar al jugador y que pudo ser luego utilizado como precontrato con el Madrid, según informa la agencia Efe. Se limitó a confirmar la renovación del contrato de Fran con el Deportivo y que el equipo que fiche al jugador tiene que pagar 500 millones de pesetas. Fran declaró el miércoles en Antena 3 desconocer su precontrato con el Madrid, pero sí aseguró haber firmado un documento que le prresentó Ventoso Mariño. El jugador ha insistido en que desea continuar en el Deportivo, que le ofrece mejores condiciones económicas que el Madrid.

'Culebrón'

"Este asunto es un auténtico culebrón", han comentado dirigentes del Deportivo. "Ahora me doy cuenta de por qué a la Liga no le interesa firmar un nuevo convenio colectivo. Los equipos grandes pueden robar cualquier jugador a los conjuntos menos poderosos sin pagar una peseta", acusó César Augusto Lendoiro, presidente del Deportivo y ex Secretario General de Deportes del Gobierno gallego.El convenio colectivo firmado en temporadas anteriores entre la Liga Profesional y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) requería una indemnización del equipo que fichaba un jugador menor de 25 años al club de su procedencia en concepto de formación y promoción. Este convenio, además, permitía a los clubes señalar un precio a los jugadores que finalizaban su contrato si deseaban fichar por otro equipo. Si no había equipo que alcanzase la cifra señalada, el club de origen se comprometía a pagar la cantidad fijada. Estos requisitos desaparecen con la ausencia del convenio y el jugador que finaliza su contrarto puede fichar por quien quiera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de febrero de 1992

Más información

  • La Liga Profesional sólo reconoce el acuerdo con el club madridista