Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienza el juicio por la muerte de una niña en un ritual exorcista en Almansa

La vista oral del juicio por la muerte de la niña de 11 años Rosa Fernández Gonzálvez en una ceremonia ritual que se efectuó en la localidad de Almansa (Albacete) se inicia hoy en la Audiencia Provincial de Albacete.Los hechos se remontan a la madrugada de] 18 de septiembre de 1990, cuando la niña almanseña fue sometida a un ritual curandero animista y murió a consecuencia de las lesiones que sufrió cuando le fueron arrancadas las vísceras a través de la vagina, en un intento de "sacarle un mal espíritu" entre gritos y cánticos de prácticas curanderas. Se acusa de esta muerte a la madre, Rosa Gonzálvez, y a dos vecinas de Almansa, María Ángeles y Mercedes Rodríguez Espinilla.

El fiscal jefe del tribunal superior, Andrés López Mora, estima que la madre cometió un delito de parricidio y que las otras dos mujeres son culpables de asesinato, por lo que pide el internamiento de las tres acusadas en un centro psiquiátrico, del que no podrán salir sin la pertinente autorización del tribunal, ya que el fiscal considera, a la vista de los informes psiquiátricos, que las acusadas actuaron en un estado de enajenación mental que las exime de cualquier responsabilidad penal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de enero de 1992

Más información

  • TRIBUNALES